El 5,56 por ciento de los jóvenes que salen de marcha en Madrid supera el nivel de alcoholemia y coge el coche

Actualizado 14/07/2006 13:44:31 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 5,56 por ciento de los jóvenes que salen de marcha en Madrid durante las noches del fin de semana supera el nivel de alcoholemia y, a pesar de ello, coge el coche, según revela el último estudio 'Alcohol, Jóvenes y Conducción' realizado por la Universidad Carlos III de Madrid a partir de 5.000 encuestas realizadas en zonas de ocio.

La investigación, difundida hoy por la organización Cerveceros de España, apunta que el 80 por ciento de los jóvenes que sale por bares y discotecas en la región reconoce que consume algún tipo de bebida alcohólica, mientras que un 30 por ciento de los que tiene que conducir supera los niveles de alcoholemia permitidos (0,25 mg/l de aire espirado). El estudio también indica que un 43 por ciento de los jóvenes que salen de copas los viernes y sábados ingiere de forma exclusiva bebidas de alta graduación; un 12 por ciento toma bebidas de graduación media como vino, 'calimocho' (vino y coca-cola) o vermuth; y un 8 por ciento se decanta por el consumo de cerveza.

CAMPAÑAS EDUCATIVAS Y CUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS

Cerveceros de España también cita otro informe, realizado en 41 países de todo el mundo bajo el título 'El alcohol y la conducción 2005', que sostiene que la combinación de las campañas educativas y el establecimiento de los instrumentos necesarios para que se cumplan la normas nacionales ya existentes son la clave para conseguir una reducción de los accidentes de tráfico motivados por el alcohol.

Este informe destaca entre sus conclusiones la importancia de la educación vial de los conductores y el respeto por las normas de tráfico en la disminución del número de accidentes. Por ejemplo, en países como Suecia, Reino Unido y Holanda, con una arraigada cultura en el ámbito de la seguridad vial, el índice de mortalidad en carretera por habitante es un 50 por ciento inferior al registrado en España.

Otro de los aspectos destacados en el estudio es que no se observa un índice de siniestralidad menor en países con tasas de alcoholemia más bajas. En este sentido, es significativo que países con tasas límite de alcoholemia muy dispares como Suecia (0,2 mg/l) y Reino Unido (0,8 mg/l) --muy activo en campañas de prevención-- presenten unos datos muy similares en cuanto a víctimas mortales de tráfico, ambos por debajo de la media europea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies