El 66% del presupuesto para estas fiestas lo destinan los madrileños a la adquisición de obsequios

Actualizado 28/12/2006 13:06:49 CET

Una segunda vivienda y un viaje de placer son los regalos "soñados", según una encuesta de la Cámara de Madrid

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

De los gastos extras previstos por los madrileños para estas fiestas, el 66% lo dedican a regalos y el 65% a comidas familiares, según se desprende de la última Encuesta de Consumo realizada por la Cámara de Comercio de Madrid. Muy por detrás, el 7% destinará parte de su presupuesto a las celebraciones fuera del hogar y a la adquisición de ropa y calzado.

En cuanto a la previsión general del gasto, el 57% de los madrileños ha previsto que los gastos en los hogares españoles aumenten estas Navidades. Por el contrario, un 11% ha vaticinado su disminución. El balance por tanto resulta claramente positivo (46%), de hecho es el más alto registrado en los últimos diez años.

En cuanto a las razones para incrementar el gasto, la mayoría de los encuestados apunta motivos inflacionistas y aumento del número de miembros del hogar (75% en 2004).

EL MEJOR REGALO

A la hora de elegir el regalo de sus sueños, el 18,8% de los madrileños --si no tuviera limitaciones económicas-- regalaría una vivienda, especialmente segunda residencia, y un 16,9%, un viaje de placer, de acuerdo con los datos de la encuesta de la Cámara de Madrid.

El 10,7% de los encuestados regalaría un cambio de coche, el 6,1% proporcionaría una ayuda económica para el pago de la hipoteca, el 4,9% ofrecería ropa, calzado o complementos y el 2%, libros y música. En último lugar se sitúan los productos electrónicos y los muebles.

Según la edad y el nivel socioeconómico de los madrileños, las preferencias varían. El deseo de viajes o vacaciones es especialmente elevado entre los encuestados que tienen entre 35 y 44 años y son de nivel social medio o alto y domiciliados preferentemente en el noroeste de la Comunidad. Este perfil se repite entre los que desean adquirir un nuevo coche.

En cambio, pedirían dinero para pagar la hipoteca los de más de 55 años y de niveles socioeconómicos bajos o medio-bajos. Los de más de 65 años y con menor capacidad económica demandarían especialmente ropa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies