El 71% de los conductores madrileños afirma distraerse al volante al sincronizar dispositivos con el coche

Conductor, vehículo
DS
Actualizado 10/08/2016 14:14:50 CET

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El 71 por ciento de los conductores madrileños afirman distraerse al volante mientras intentan sincronizar sus móviles u otros dispositivos con el coche, mientras que el 50 por ciento asegura distraerse al acceder a Internet desde el vehículo y el 48 por ciento al buscar objetos en la guantera.

Estos son algunos de los datos que revela un estudio realizado por las empresas BP, Castrol y RACE dentro de la campaña 'Manos al Volante' que "pretende concienciar a los conductores sobre la importancia de mantener la atención en la conducción y no distraerse con elementos externos", según señalan los impulsores de la misma en un comunicado.

Los conductores han admitido que manipulan el limpiaparabrisas o las luces del coches durante el trayecto en un 98 por ciento de los casos; un 97 por ciento sube y baja las ventanillas, el 83 por ciento manipula la radio, el mp3 o escucha CDs y el 90 por ciento regula el aire acondicionado. Estas acciones, aunque son más frecuentes, "implican un menor nivel de distracción", aclaran las empresas.

Las acciones que menos distraen a los conductores madrileños son el uso del limpiaparabrisas (5%), subir o bajar las ventanillas (5%) y regular el aire acondicionado (18%).

El objetivo del estudio es "estudiar las acciones más frecuentes que un conductor realiza al ir conduciendo", como son "manipular mandos u otros elementos interiores". También busca concienciar al conductor "sobre el riesgo que pueden suponer estas acciones" y conocer "el nivel de conocimiento de los conductores acerca de las funciones más avanzadas de sus vehículos".

El estudio confirma que existen distintos tipos de acciones que pueden originar una distracción dentro del vehículo: las derivadas de llevar a cabo acciones tradicionales como por ejemplo buscar algo en la guantera; otras llamadas "distracciones tecnológicas", como por ejemplo manipular el navegador o la radio, y finalmente las relacionadas con el desconocimiento de las funciones avanzadas que ofrecen los vehículos.

Los impulsores del estudio han querido conocer cuál es el nivel de riesgo que perciben los conductores a la hora de realizar determinadas acciones que pudieran provocar una distracción. En se sentido, han concluido que "el riesgo que creen los conductores que tienen esas acciones es real". Las distracciones son, en España, la primera causa de accidente de tráfico, según el comunicado.

Otros datos que el la campaña saca a la luz son que los conductores madrileños no tienen todo el conocimiento suficiente acerca del funcionamiento de la tecnología de su coche y eso puede acarrear "efectos negativos". Incluso llega a causar estrés e incertidumbre al 14 por ciento, y a un 21 por ciento le llega a distraer bastante o mucho.

En este sentido, en Madrid el 50 por ciento de los encuestados cree muy necesario recibir formación sobre la tecnología que incorpora el vehículo.