Se abre plazo para escuelas infantiles municipales, que darán más puntos a desempleados y familias monoparentales

Escuela infantil
EUROPA PRESS
Actualizado 19/04/2017 14:46:13 CET

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid abre el plazo desde este miércoles y hasta el 5 de mayo para solicitar una plaza en alguna de las 56 escuelas infantiles de la red municipal, un proceso que incluye novedades como otorgar más puntos a progenitores en situación de desempleo, a víctimas de violencia de género, a perceptores de la Renta Mínima de Inserción y a familias monoparentales.

   También, como novedad, desde ahora y con una única instancia se podrá solicitar plaza hasta para veinte escuelas infantiles de la red, ordenadas por prioridad, cuando hasta el momento se tenía que formalizar una por una, ha informado este miércoles la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

   Higueras, que ha recordado la bajada de precios, ha asegurado que son conscientes de que esto conllevará un aumento de solicitudes cuando ya se adolecía de una falta de plazas, pero ha apuntado que se le podrá dar salida con la futura construcción de escuelas infantiles, como las nueve previstas para el curso 2018-2019, que se sumarán a otras nueve en una segunda tanda.

   En la nueva red de escuelas infantiles municipales "prima la calidad educativa, se bajan los precios de acceso a las escuelas y se mejoran las condiciones laborales para el profesorado, además de incorporarse el concepto de la pareja educativa (dos tutores por aula), lo que aportará al grupo de alumnos una enseñanza más completa y con lo que se baja la ratio en estos centros municipales", destacan desde el área.

SITUACIONES QUE PUNTÚAN MÁS

   Las situaciones a las que se da mayor relevancia, otorgando tres puntos son el agrupamiento de hermanos en la misma escuela, las víctimas de violencia de género y la diversidad funcional de los menores. Ser familia monoparental, de acogimiento o adopción y perceptora de RMI, son otros criterios, por los que se otorgará dos puntos por cada uno de ellos.

   Se podrán conceder hasta tres puntos a criterio de los servicios municipales de apoyo a la escolarización a aquellas situaciones familiares acreditadas que supongan una dificultad en la crianza. La justificación de las mismas se amplía además de a los servicios sociales municipales a otras entidades sociales que trabajen y conozcan a la familia.

   Entre los criterios laborales se otorga puntuación a las madres y padres que justifican que se encuentran en situación de desempleo, considerando como situaciones activas el trabajo intermitente y los estudios oficiales. Además, se puntúa en función de las horas trabajadas por la familia otorgando algo más de puntuación a las familias cuyos progenitores trabajan más horas.

   Respecto a la situación económica se forma un conjunto con la situación laboral, complementándola al otorgar puntuación muy secuenciada, en función de la renta per cápita, y ajustada a los ingresos familiares, otra de las novedades que antes no se contemplaba en los criterios de admisión. Obtienen puntuación todas las familias, independientemente de su renta y se tendrán en cuenta los ingresos actuales, cuando estos han disminuido en un 25 por ciento con respecto a los del 2015, dato que anteriormente no se consideraba.

   Además se reserva una plaza por nivel y escuela hasta el 8 de septiembre para aquellos niños de necesidades educativas especiales que sean valorados con posterioridad al cierre del plazo de presentación de solicitudes. El objetivo es ofrecer a estas niñas y niños las máximas posibilidades de escolarización. Cada menor ocupa dos plazas, indistintamente del nivel educativo. En casos excepcionales, podrán ocupar tres plazas.

LISTAS DE ESPERA

   Se otorga la máxima puntuación cuando se solicita una escuela próxima al domicilio familiar, entendiendo que es el entorno más propicio para el menor y con la idea de potenciar que las familias soliciten escuelas próximas a su hogar. También se puntúa la proximidad al domicilio laboral de cualquiera de los progenitores.

   La proximidad se puntúa también en los distritos colindantes a aquel en el que se encuentra el domicilio laboral o familiar con el fin de tener en cuenta domicilios que se encuentran en el límite del distrito. Las familias podrán optar por permanecer en lista de espera aunque resulten admitidos en otra pero prefieran renunciar a esa plaza y permanecer en esa situación.

   Con la Comunidad se han llegado a acuerdos sobre los equipos de atención temprana, cuya financiación será municipal, y sobre el cruce de datos de admisión. No ha sido posible ante el "escollo insalvable" de las becas de comedor, que serán abonadas por el Consistorio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies