Un acusado se enfrenta a más de 32 años de cárcel por maltrato

 

Un acusado se enfrenta a más de 32 años de cárcel por maltrato

Actualizado 23/01/2015 11:33:29 CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia Provincial de Madrid juzga a partir del próximo lunes por múltiples episodios violentos que habría cometido entre 2011 y 2012 contra su expareja sentimental, hechos por los que se enfrenta a 32 años y cinco meses de cárcel

   Kemelyn Mercedes S.I. será juzgado por tres delitos de malos tratos en el ámbito del familiar, coacciones leves, dos delitos de agresión sexual, un delito de violencia habitual, un delito de homicidio en grado de tentativa y un delito de quebrantamiento en medida cautelar.

   Según el fiscal, el acusado protagonizó un relevante número de episodios violentos contra la que fuera su pareja sentimental. Las agresiones, que se producían sin motivo, se incrementaron a finales de 2011 por lo que Begoña decidió cesar la convivencia.

   El acusado no admitió que, junto con la convivencia, finalizara la relación sentimental y continuó acosando y agrediendo a la mujer en diversas circunstancias.

   La agresiones eran de carácter físico (puñetazos, golpes en el cuerpo, empujones) y psíquico (constantes insultos, amenazas, palabras malsonantes). Además, en varios episodios, Kemelyn obligó a Begoña por la fuerza y con empleo expreso de violencia a mantener relaciones sexuales contra su voluntad.

   Como consecuencia de las agresiones, presenta secuelas físicas y psíquicas de diversa consideración. Por su parte, el acusado ha sido consumidor regular de cannabis desde los 16 años, a consecuencia de cuya adicción sufrió un brote psicótico en enero de 2012, entre otros episodios de desequilibrio mental, en alguno de los cuales agredía a la mujer.

   Sin embargo, Kemelyn no sitúa en el consumo de la mencionada sustancia sus alteraciones psicológicas, niega su enfermedad y ha abandonado los tratamientos farmacológicos que le han sido prescritos, buscando insistentemente explicación a las mismas en otras causas.

   En concreto, mantiene una fuerte creencia en fenómenos paranormales y la telequinesia, lo que supone en él una tendencia obsesiva que requiere de una asistencia médica de carácter psiquiátrico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies