Un acusado de violar a tres mujeres declara que consintieron las relaciones

Audiencia de Madrid
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/06/2018 12:29:34CET

Afirma que las víctimas quisieron aprovecharse de él al pensar que podía tener dinero

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un acusado de violar a tres mujeres entre abril de 2015 y enero de 2017 en el municipio madrileño de Collado Villalba ha declarado este martes en el juicio que las víctimas consintieron las relaciones, manifestado que incluso se querían aprovechar de él pensando que podría tener dinero.

Así lo ha afirmado Anghel D., quien se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid por la supuesta comisión de tres delitos de agresión sexual, un delito de lesiones, dos delitos leves de lesiones y un delito de robo con violencia e intimidación.

El procesado, de nacionalidad rumana, se enfrenta a una petición fiscal de 29 años de prisión. El acusado ya había sido condenado a seis años de cárcel por una violación.

En su declaración, ha relatado que conoció de antes a las mujeres y que las tres consintieron las relaciones sexuales. De este modo, ha negado que las hubiera exhibido un cuchillo mientras las agredía sexualmente, así como haberlas pegado.

"Es más. Ellas quisieron aprovecharse de mi porque pensaban que al ser italiano podía tener dinero", ha manifestado el hombre al tribunal, explicando que las supuestas víctimas pensaban que era de Italia por su aspecto y por su nombre.

En cambió, las víctimas han ratificado que las agredió sexualmente, negando que las relaciones fueran consentidas y reafirmando que las relaciones fueron forzadas bajo violencia e intimidación.

RELATO FISCAL

Según el fiscal, el acusado se abalanzó el día 13 de abril de 2015, cerca de las 17:00 horas, sobre una mujer llamada Tania cuando ésta transitaba por la calle.

Anghel arrastró por la fuerza a su víctima a una zona con hierba que había en los aledaños y una vez allí la agredió sexualmente bajo amenazas de muerte. La mujer se resistió y, en el momento en el que se aproximaron dos mujeres a la zona, el agresor desistió de su ataque y huyó precipitadamente.

Con posterioridad, y con el mismo ánimo, el día 24 de diciembre de 2016, sobre las 13:00 horas, el acusado abordó a una mujer llamada Susana y, tras una conversación, la persuadió para que la acompañara a su residencia. Una vez en el interior de la vivienda de Anghel la mujer empezó a sentir miedo de la extraña situación, y como quiera que expresó su deseo de abandonar la casa con la excusa de estar cansada, el hombre cogió una botella de cerveza grande de cristal, la rompió y la gritó: "¡Te voy a matar!".

A continuación, la golpeó reiteradamente y le arrancó la ropa, mientras la agarraba fuertemente por el pelo. Finalmente, y con el pleno conocimiento de que actuaba contra la voluntad de la mujer, la violó. Después, el acusado cogió el bolso de su víctima, lo registró y se apoderó de su paquete de tabaco, y de 500 euros, tras lo cual la acompañó a la calle y la abandonó.

Por último, el 3 de enero de 2017, sobre las 19:00 horas, el acusado mantuvo una conversación en un súpermercado con una nueva víctima llamada María. Se intercambiaron el número de teléfono móvil y quedaron para tomar un café el día siguiente.

El 4 de enero, sobre las 16:00 horas, el acusado aprovechando la cita y obligó a la mujer, cogiéndola del brazo, a ir hasta su domicilio y la agredió sexualmente. Tras la agresión, el acusado acompañó a la mujer a la calle, mientras la agarraba fuertemente, hasta que, en un descuido de su agresor, María pudo zafarse y escapar.

Las tres mujeres agredidas presentan secuelas de carácter físico y, sobre todo, psicológico, en función de los ataques de los que fueron objeto. El acusado se encuentra en una situación de prisión provisional por esta causa desde el 24 de enero de 2017.

Contador