Adif y Renfe estiman que las obras de la nueva línea transversal de Cercanías estén finalizadas en el año 2027

Tren, trenes de Cercanías de Renfe en Madrid
Europa Press - Archivo
Publicado 09/04/2018 13:27:19CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Renfe y Adif estiman que las obras para la nueva línea transversal de Cercanías Madrid programada para conectar el corredor del Henares con las localidades del suroeste de la región, contemplada en el nuevo plan de mejora para la red, estén finalizadas en el año 2027, para después acometer las últimas actuaciones que resten para que esté lista para el servicio.

Así lo han explicado este lunes fuentes de ambas entidades respecto a una de las principales medidas del plan de mejora de Cercanías Madrid que se desplegará hasta 2025, si bien la puesta en marcha de esta nueva línea tendrá lugar después de la vigencia de dicho programa de actuaciones que presentó la semana pasada el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. La inversión para esta actuación supondrá una inversión de 1.058,2 millones de euros (IVA incluido).

La demanda inducida que comportará esta nueva infraestructura al término de las tres fases programadas, para trazar el eje desde San Fernando de Henares hasta el suroeste de la región (en principio a la localidad de Leganés) pasando por Avenida de América y Alonso Martínez, será de unos 400.000 usuarios.

A su vez, se espera un trasvase "previsible" de usuarios de Metro que opten por utilizar Cercanías al disponer de varias estaciones que pasan por el área metropolitana de Madrid capital, en especial en lo relativo a las nuevas estaciones de Avenida de América y Alonso Martínez, dos enclaves significativos de la almendra central.

La estimación es que el trayecto entre Avenida de América y Alonso Martínez pueda acometerse en unos cuatro minutos aproximadamente, lo que supone un atractivo para los usuarios que opten por el transporte público para llegar a ambos enclaves. La idea es que este eje acapare viajeros al igual que ocurre con los viajeros que optar por usar el túnel de Sol para llegar a Nuevos Ministerios.

Los usuarios del corredor del Henares serán uno de los principales beneficiados pues podrán llegar al centro de Madrid por un trazado que reduce de forma significativa el número de paradas que hay actualmente, pues este eje no implica pasar por las estaciones de Atocha y Chamartín.

Los cálculos de Adif y Renfe es que esta infraestructura aumente el número de usuarios del transporte público en detrimento de las personas que optar por el vehículo privado, algo que se une al despliegue de aparcamientos disuasorios para fomentar la intermovilidad y el uso de los medios públicos de transporte.

En este sentido, la previsión global de ambas entidades es que se produzca un incremento global de usuarios en toda la red hasta el 2025 de un mínimo del 14,6 por ciento de viajeros a los que se recibe actualmente.

UNA ACTUACIÓN DE "MICROCIRUGÍA"

No obstante, Adif tiene presente que la actuación de esta infraestructura es "muy compleja" en su ejecución pues supone desplegar un nuevo túnel por el eje central de la ciudad de Madrid, para lo cual se requiere un estudio informativo de "mucho mayor detalle" para contemplar todos los aspectos a tener en cuenta antes de ejecutar la obra.

En concreto, los trabajos de planificación deben contemplar el despliegue de esta nueva infraestructura salvando las "ya existentes" en la ciudad y también desplegar el "enlace" con la red de Metro. Por ello, Adif tendrá que desplegar estos estudios unido a la Declaración de Impacto Ambiental en una previsión de dos años y medio antes de poder licitar las obras.

Además, se tiene que decidir si las dos primeras fases (San Fernando de Henares-Avenida América y Avenida América-Príncipe Pío) se acometerán como dos proyectos distintos o integrados. En el caso del enlace con Avenida de América y Alonso Martínez, se debe tener en cuenta que discurren varias líneas de Metro y en la conexión con Príncipe Pío también entra el factor de los túneles de la M-30 y la proximidad del río Manzanares.

"Hay que hacer casi microcirugía para sortear y hacer compatibles las infraestructuras ya existentes en materia de movilidad", recalcan desde Adif en alusión a la complejidad que entraña el diseño de este nuevo túnel transversal.

Otra actuación destacada es la cuadriplicación de la vía en el denominado 'eje de contorno', un ramal que conecta el corredor del Henares con Chamartín y que ahora es utilizado por trenes de media distancia, que permitirá enlazar esta línea transversal con Avenida de América. Esta medida, también incluida en el plan, va a permitir un ahorro de unos 30 minutos para llegar al centro de Madrid a los usuarios de esta zona, al disponer de menos estaciones y no tener que pasar por Atocha, que a su vez se ve "liberada" de tráfico ferroviario.

Sobre la nueva estación de Alonso Martínez, hay un estudio "muy preliminar" que se va a actualizar que contempla un intercambiador con Metro (donde convergen las líneas 4, 5 y 6 del suburbano) que discurre desde Plaza de Santa Bárbara hasta Alonso Martínez, si bien esos estudios se van a actualizar.

Desde Adif destacan la complejidad y el importe de la inversión para este nuevo túnel transversal por Madrid capital, con un importe que puede alcanzar los 400 millones de euros, cifras similares a lo que supuso la construcción del túnel de Sol.