AENA presentará la documentación al Supremo para demostrar que ha tomado medidas con los sobrevuelos de C.Santo Domingo

Actualizado 28/04/2011 22:33:21 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) presentará toda la documentación que ha solicitado el Tribunal Supremo (TS) para demostrar que ha tomado las medidas pertinentes para reducir el número de sobrevuelos procedentes del Aeropuerto de Madrid Barajas por la urbanización de Ciudad Santo Domingo, en Algete.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes del ente, después de que el Supremo le haya pedido que "de inmediato" dé cuenta de la situación actual" y justifique que la Administración ha tomado las medidas "necesarias" para reducir el número de aviones y acabar con la lesión del derecho a la intimidad domiciliaria de los vecinos.

Según han recordado, el Supremo acepta no sólo los recursos presentados por los vecinos afectados sino también los que presentó la Abogacía del Estado y la propia AENA considerando ésta última que el TSJM había ido más allá de lo que decía el Supremo porque la reducción del 50 por ciento de los vuelos que pedía no correspondía a la petición del Supremo del cese de lesión del derecho de los vecinos.

A su juicio, en el auto del TSJM "desatiende la doctrina sentada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el derecho de la intimidad domiciliaria" y que entiende que se tiene que dar el "justo equilibrio entre los intereses de las personas afectadas y los de la comunidad en su conjunto".

En su recurso, AENA explicaba que la aplicación literal de este auto del TSJM --con la aplicación de la reducción del 50 por ciento de los vuelos-- supondría el cierre de pistas y reducir un 20 por ciento de la actividad del Aeropuerto, además de la pérdida de 47.000 puestos de trabajo y una pérdida del PIB regional de 1.125 millones de euros.

Tras el nuevo pronunciamiento del Supremo, AENA asegura que presentará "toda la documentación que acredita todas las medidas que se han presentado, que se ha equilibrado el uso de dos pistas y, por consiguiente, reducido el número de aviones que sobrevuelan la urbanización.