Alcaldes del PP piden que los ayuntamientos tengan representación en el Senado y en el Consejo de Política Fiscal y Fina

Actualizado 22/10/2010 22:43:04 CET

Reclaman que sea "exigible" un Plan Económico y Financiero que acompañe al programa electoral para hacer cumplir la "disciplina financiera" Piden también una revisión de las competencias, financiación suficiente, participación en los impuestos de las comunidades autónomas y un sistema fiscal propio

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Alcaldes 'populares' han pedido este viernes, durante la convención del PP de Madrid, que los ayuntamientos estén representados en el Senado y en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, una revisión de las competencias y una financiación suficiente a través de un nuevo modelo que incluya su participación en los impuestos de las comunidades autónomas.

La delegada de Medio Ambiente de Madrid, Ana Botella, ha moderado la mesa redonda 'Financiación Local', en la que han participado los primeros ediles de Ciudad Real, Rosa Romero; de Burgos, Juan Carlos Aparicio; y de Alcalá de Henares, Bartolomé González, y a la que han asistido muchos concejales y regidores de toda España.

Todos ellos compartían una misma opinión: que las Corporaciones locales requieren una mejora en su financiación, dado que un 30 por ciento de su gasto va a competencias impropias y, además, para dar cumplimiento al mandato de suficiencia financiera que recogen tanto la Constitución como la Carta Europea de Autonomía Local.

Entre las reclamaciones municipales para conseguir tal fin se encuentra, por una parte, la petición de que las haciendas locales tengan representación tanto en el Senado, aprovechando su reforma, como en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, los dos foros donde "se toman las decisiones más importantes que cambian la vida a los ayuntamientos sin que éstos puedan expresarse".

"Queremos que los ayuntamientos tengan un papel importante también para tomar decisiones. Nos tratan como menores de edad, y la segunda descentralización es el gran paso que ahora que hay que llevar adelante", ha considerado la primera edil ciudadrealeña.

PLAN ECONÓMICO Y FINANCIERO ELECTORAL

Por otra parte, también reclaman que "sea exigible un Plan Económico y Financiero" que acompañe al programa electoral de los candidatos en los diferentes niveles de la administración para que "haya disciplina financiera" y "no haya sustos ni sorpresas" a la hora de ejecutar esos programas, y para que "nadie viva por encima de sus posibilidades".

Asimismo, los alcaldes también han reclamado que se revisen las competencias correspondientes a cada administración, que se redacte un catálogo y que se aporte financiación suficiente también a las haciendas locales, bien a través de un Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales, a través de la participación en los tributos del Estado y de las comunidades autónomas.

Estas fórmulas de financiación deberían articularse a través del nuevo modelo para las Corporaciones locales, que debería ser un "sistema estable" que reconozca "la capacidad de gestión de los ayuntamientos y un sistema fiscal propio"

Porque ahora, según explican, los ayuntamientos están a merced de las relaciones, buenas o malas, que mantengan con sus respectivas comunidades autónomas, con lo que se establece "una jerarquía que no está recogida en la Constitución", y además supone que muchas de esas transferencias se hagan mediante subvenciones "finalistas", con lo que los consistorios "acaban siendo el brazo ejecutor de las políticas regionales".

Todo esto se debe hacer como "una reforma global", y no "de forma fraccionada" para evitar "desajustes que al final pagan los ciudadanos". "Cada uno debe centrarse en lo que mejor hace, en lo que se es más eficiente, dejando de lado los intereses de partido. Los ayuntamientos no queremos más competencias, sino tener claras cuáles son", ha continuado Aparicio.

Finalmente, hace falta también una "modernización" de las administraciones públicas, repensando por ejemplo la existencia de las diputaciones, ya que las haciendas locales son las más obsoletas de todas, según los ponentes.

EL CAMINO HASTA AQUÍ

Los alcaldes también han hecho un breve resumen sobre las circunstancias que han llevado a los ayuntamientos hasta esta situación "insostenible". Por una parte, González ha señalado que si en 1979 los consistorios gestionaban el 11 por ciento del gasto total, en 2008 el porcentaje sólo llegaba al 13,2 por ciento, "aunque los servicios no tienen nada que ver".

Esto hace que actualmente los gastos corrientes representen el 80 por ciento del presupuesto total que manejan las corporaciones locales. "El problema no es endeudarnos, sino tener liquidez para poder pagar nuestros gastos corrientes", ha señalado el primer edil complutense.

A esto se suma la "chapuza de escenarios irreales que ha hecho el Gobierno", que ha llevado a que los consistorio "ahora deban dinero al Estado" y a la bajada de las aportaciones a la recaudación local.

Asimismo, hay que tener en cuenta la "repercusión de las políticas que toman otros" en las arcas municipales de toda España, especialmente cuando "los que gobiernan cambian sus decisiones cada dos por tres", y la decisión de los ejecutivos 'populares' de no aumentar su recaudación vía impuestos locales.

"También hay que ser autocrítico y analizar si un servicio es necesario y si se va a poder mantener", ha apostillado Bartolomé González, un argumento al que se ha sumado Rosa Romero, que también ha recordado que la principal fuente de ingresos de los consistorios, la venta de suelo y el urbanismo, ya no es una opción por la crisis económica.

EL FUTURO YA NO SERÁ IGUAL

Por ello, la alcaldesa de Ciudad Real ha subrayado que "la situación ya es insostenible" y ha reclamado que se "aborde el nuevo modelo de financiación local", ya que sin él los consistorios "no podrán soportar más".

"O se toman decisiones valientes o nos encontraremos con un gran problema para poder prestar incluso los servicios básicos que son de nuestra competencia", ha señalado Romero. Además, Botella ha apuntado que "la crisis actual debería servir para rediseñar las administraciones públicas y las competencias, y para adquirir hábitos más austeros, porque probablemente nada volverá a ser como antes".

En cualquier caso, parece que los ayuntamientos de toda España, independientemente de su color político, están de acuerdo en la urgencia de estas medidas, si bien los 'populares' tienen la esperanza de que las "mentiras de Zapatero" se acaben en 2011, cuando "será Mariano Rajoy el que coja el toro por los cuernos y definitivamente cumplirá la ley y solucionará el problema".