La alcaldesa, recibida en la pradera por sindicalistas disfrazados de peras y manzanas

Actualizado 15/05/2013 14:04:06 CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha sido recibida en la Ermita del Santo por sindicalistas disfrazados de peras y manzanas y por la concejala-presidenta de Carabanchel, Fátima Núñez, vestida de goyesca, como muchas madrileñas harán para celebrar en la pradera el día grande de la ciudad, San Isidro.

   A las 8 horas llegaba la primera edil a la Ermita, donde ha bebido agua del santo. Allí ha aprovechando para pedir a San Isidro "trabajo" para los madrileños y "un empujoncito" para la candidatura olímpica, que también "ayudaría a crear empleo".

   Allí ha sido recibida por Fátima Núñez, concejala de Carabanchel desde hace unos meses. Lucía un traje goyesco de tonos berenjena al que no le faltaba ni un detalle. Serán muchas las madrileñas que desafíen las tormentas, tan habituales por San Isidro, y salgan a la pradera de goyescas y chulapas, acompañadas por sus chulapos, con las parpusas y el clavel reventón en el ojal.

   Tras cumplir con el santo, la alcaldesa acudirá al izado de bandera en Colón, asistirá a la misa en la Colegiata de San Isidro y presidirá la entrega de Medallas de Oro del Ayuntamiento, entre otros actos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies