Ayuntamiento estudia ya los proyectos en los que invertirá los 554 millones de Zapatero para poder cumplir los plazos

Actualizado 04/12/2008 17:14:12 CET

Gallardón asegura que se presentará la propuesta de proyectos a la oposición para intentar "consensuar" a qué debe destinarse el dinero

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid está estudiando ya los proyectos a los que destinará los 554 millones de euros del decreto del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que, de la partida total de 8.000 millones, le corresponderán a Madrid, con el objetivo, según indicó el propio alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, de poder cumplir con los ajustados plazos previstos en el decreto.

"El decreto es una medida excepcional en un ejercicio presupuestario y que tiene una finalidad concreta, que es la generación de empleo", subrayó el primer edil. Así, técnicos municipales coordinados por el delegado de Hacienda, Juan Bravo, estudian ya los proyectos más "viables para el cumplimiento de los plazos" que serán los que reciban esta partida extraordinaria.

Por ello, aunque el regidor no pudo precisar iniciativas concretas, sí indicó que "no se hará un análisis de preferencias o necesidades", y que entre las posibilidades que se están considerando se cuentan algunas obras de Madrid Río de pequeño tamaño, equipamientos de calles e iniciativas de Medio Ambiente.

Y es que el decreto gubernamental establece, según subrayó el alcalde, que el plazo máximo para que los consistorios presenten sus proyectos ante la Delegación de Gobierno sea el 24 de enero, y que la recepción de las obras se produzca, como máximo, el 30 de marzo de 2010. "Esto nos obliga a tener adjudicadas y licitadas las obras antes de marzo de 2009", apostilló, añadiendo que se intentará incluso "adelantar" los plazos obligados.

Por eso, "es evidente que determinadas obras estructurales deberán quedar fuera, porque en doce meses no se pueden hacer" por lo que el Consistorio aplicará ese dinero a "las obras que se pueden cumplir en ese plazo" teniendo en cuenta "criterios funcionales, no sectoriales", insistió.

MEDIDA "EXCEPCIONAL"

A continuación, Gallardón recordó que el decreto de Zapatero es "una medida excepcional" con "una finalidad concreta, que es la generación de empleo", reconoció que que al menos el texto estatal tiene la "honestidad intelectual" de reconocer que su objetivo no es "paliar el déficit de los ayuntamientos", y matizó a continuación que esta afirmación no supone una "crítica" a la decisión el Ejecutivo central.

Así, afirmó que "desde luego, el Ayuntamiento de Madrid trabajará intensamente para que estos recursos económicos que se han aprobado para generar puestos de trabajo lo hagan en Madrid". "Lo haremos porque estamos convencidos de que es necesario, superando (para ello) todas las dificultades que (implica) la limitación de los plazos que plantea el propio decreto, tanto para presentar y redactar los proyectos, como para licitarlos, adjudicarlos y ejecutarlos".

Gallardón anunció asimismo que "cuando Hacienda tenga preparado el primer borrador" de las iniciativas a las que se destinará el dinero "se compartirá con la oposición para consensuarlo". "Ésta es una medida social generadora de empleo y el margen de maniobra se limita a realizaciones que puedan ser terminadas en los plazos restrictivos que establece el decreto", continuó, asegurando que los técnicos municipales conseguirán cumplirlos.

"Más me preocupan otros ayuntamientos más pequeños, que tengo mis dudas de que puedan tener la enorme capacidad técnica, que sí tiene el Ayuntamiento de Madrid, para poder cumplir todos los requisitos establecidos en el real decreto", apostilló, y añadió que esta partida tampoco se podrá destinar a "un gasto consolidable que permita generar puestos de trabajo estables una vez haya finalizado la ejecución" de las obras.

Aún así, aseguró que el Gobierno que dirige intentará "generar puestos de trabajo en algunos equipamientos que no se limiten al carácter coyuntural de la ejecución de las obras, sino que tenga continuidad después", por lo que algunos equipamientos podrían terminar "generando empleo estable y permanente en Madrid". "Será otro de nuestros objetivos, cumpliendo los límites que nos marca el real decreto", puntualizó.

NO ES LA RESPUESTA DEFINTIVA

En cualquier caso, el primer edil no desaprovechó la ocasión para volver a recordar, como ya hizo el pasado martes en un acto de partido, que ésta "no es una respuesta ni una solución definitiva al problema de financiación de los ayuntamientos", un problema que tiene "unos parámetros distintos que no pasan por ayudas extraordinarias a un ejercicio presupuestario con una finalidad marcada".

"Me parece bien que el Gobierno use a los ayuntamientos y su capacidad de gestión para poner esas cantidades importantes de dinero a trabajar para generar empleo, pero eso no debe aparcar el debate urgente y pendiente de resolver sobre la financiación de unas administraciones que están ahora paliando más que ninguna otra los efectos de la crisis en España", insistió.

Por último, recordó que las corporaciones locales realizan "semana tras semana" esfuerzos sociales con las decisiones que se toman en la Junta de Gobierno, "decisiones dirigidas especialmente a los sectores más frágiles de la sociedad", por lo que "es absolutamente urgente que los ayuntamientos tengan recursos para las competencias impropias que la sociedad demanda, sobre todo en tiempos de crisis", sino también que se avance hacia un "sistema de corresponsabilidad fiscal" que permita a los consistorios ser "partícipes de los beneficios" que ellos mismos crean en las ciudades.

Así, recordó que en la pasada legislatura el Ayuntamiento de Madrid invirtió, sin contar con la M-30, más de 4.000 millones de euros en inversión directa productiva, generando 210.000 puestos de trabajo, y criticó que pese a que "todos los estudios dicen que por cada euro invertido hay un retorno de 1,79 euros" esos beneficios no se notan en las arcas municipales porque se trasladan fundamentalmente a más recaudación de IRPF y de IVA, que "van fundamentalmente al beneficio del Estado y de las comunidades autónomas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies