(Ampl) 'Nanysex' se ofrece a someterse a la catastración química tras reconocer que abusó de cinco niños de 1 y 2 años

 

(Ampl) 'Nanysex' se ofrece a someterse a la catastración química tras reconocer que abusó de cinco niños de 1 y 2 años

Actualizado 16/06/2008 19:06:01 CET

Alvaro I.G se enfrenta a 39 años de prisión por diez delitos de abusos sexuales

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presunto pederasta Alvaro I.G, conocido como 'Nanysex' o 'Kora', reconoció hoy ante la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid que abusó sexualmente de al menos cinco niños de 1 y 2 años en Collado Villalba (Madrid) y Lo Pagán (Murcia) entre 2002 y 2004, valiéndose de su condición de canguro, y admitió que grababa en vídeo las vejaciones para difundirlas por Internet.

La Audiencia madrileña comenzó esta mañana a enjuiciar, a puerta cerrada, a 'Nanysex' y a otros tres acusados de pertenecer a la red de pederastia desarticulada en mayo de 2005 en el marco de 'la Operación Kora'. Alvaro I.G., de 26 años, se enfrenta a 39 años de prisión por diez delitos de abusos sexuales.

Le acompañan en el banquillo de los acusados Eduardo S.M., de 26 años, Antonio O.P., de 46 años, y José G.C., de 42 años, quienes afrontan 13 años y medio, 10 años y 24 años de cárcel, respectivamente, por varios delitos sexuales. 'Kora' y los otros tres encausados fueron detenidos después de que la Secretaría General de Interpol en Lyon alertase a la Policía del hallazgo de fotografías pornográficas con bebés que podrían haber sido grabadas en España.

Al llegar a las 9.30 horas a las dependencias judiciales, Alvaro I.G. y Eduardo S.M. bajaron del furgón de la Guardia Civil que les trasladó con el rostro cubierto con sendas capuchas y con gafas de sol para impedir que su cara fuera captada por los medios. En los pasillos de la Audiencia, los procesados desfilaron con la cara al descubierto, excepto Álvaro, quien no se despegó de sus amplias gafas de sol.

Pese a que muchos de los menores se les sodomizó, la Fiscalía de Madrid no califica los hechos como agresiones sexuales al no verificar que en las fotografías y vídeos incluidas en la causa se hayan encontrado signos de intimidación o violencia, requisito legal para que un abuso sexual pueda ser tipificado como agresión.

Con semblante tranquilo y cierta frialdad en sus palabras, el cerebro de la red de pederastas admitió que sometió a los menores a diversos tocamientos, entre los que se incluyen masturbaciones y felaciones. No obstante, negó que hubiera penetrado a alguno de ellos. A preguntas sobre si hubo penetración anal, contestó: "No, le introduje el pene por debajo del pañal". Además, reconoció como suyo y de Eduardo S.M., alias 'Todd', los cuerpos que aparecen en las fotografías en las que se ve a una de las víctimas, un niño de Collado Villalba.

La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) logró dar con la pista de los pederastas tras observar en una de las imágenes en la que aparece este niño de Collado un billete de tren de cercanías comprado en Atocha. En otra fotografía aparecía una toalla del hospital La Paz y un teclado con la letra Ñ, entre otros elementos identificativos de la capital.

CASTRACIÓN QUÍMICA

En la comparecencia, el procesado explicó que asiste a un programa de rehabilitación llamado 'Cupido' en la prisión de Herrera de la Mancha, en Ciudad Real, donde le han ofrecido un tratamiento de castración química, según indicó a los periodistas el abogado Jesús Garzón, que ejerce como acusación popular en nombre de la Fundación Sandra Palo. "Si fuese necesario, lo aceptaría", aseveró. El abogado Manuel Maza, que representa a una de las madres afectadas, precisó que se ofreció a someterse a esta técnica si se demuestra que se le elimina la parafilia que padece.

'Nanysex', original de Collado Villalba, trabajaba en la tienda de informática PC Tunning, en la calle Las Cortes de Murcia, y regentaba un cibercafé. Para captar a sus víctimas se anunciaba en Internet y en los periódicos: "Canguro a domicilio. Experiencia con niños y educación infantil. Si además tienes ordenador en casa, cursos de informática para niños. Disponibilidad, tardes, noches y fines de semanas".

En su declaración en la Comisaría, reconoció que había mantenido relaciones sexuales con cinco o seis niños de edades comprendidas entre los dos y los cinco años, ya que su deseo sexual se centra en ese margen de edad. Durante la instrucción, admitió que grabó los abusos de 40 niños. Definió las imágenes como sus "trofeos".

De igual modo, Eduardo S.M. y José C.C. admitieron a la Sala los abusos sexuales de los que se le acusa. Antonio O.M., el único que se encuentra en libertad, negó que formara parte de la red de pederastas, aunque reconoció que entró en contactó con 'Kora' para hacerse con imágenes de pornografía infantil.

COLABORACIÓN CON LA JUSTICIA

La estrategia de la defensa de 'Nanysex' se centró en demostrar que su cliente colaboró con la Justicia, puesto que facilitó las claves con las que otros pederastas acceden a la Red para obtener los vídeos de pornografía infantil. Una de las claves sería BL, las iniciales de 'Boy Lover'.

Con ello, el abogado Joaquín Guillén buscó que se le aplique a su cliente la atenuante de colaboración con la Justicia, puesto que gracias a la información que aportó a la Policía se detuvo a un pederasta de nacionalidad americana. Asimismo, la defensa de José C.C. insinuó al tribunal que algunas de las imágenes habían sido manipuladas en contra de su patrocinado.

Ante de que se iniciase la vista, el letrado Maza reclamó, en nombre de la madre de uno de los niños afectados, que "recaiga todo el peso de la Ley" sobre los pederastas y adelantó que solicitará al tribunal que interne a 'Kova' en un centro psiquiátrico después de cumplir condena por los abusos cometidos. De este modo, un equipo de forenses determinaría si 'Nanysex' podría salir de nuevo a la calle para reinsertarse en la sociedad.

A lo largo de la vista oral, la Sección Vigesimotercera visionará los vídeos que recogen las vejaciones a las que se sometió a los menores. Maza las describió de "aberrantes, horribles y lo peor que ha podido ver" en los años que ha ejercicio como abogado. Esta misma opinión la compartió José María Garzón. En la sesión de mañana testificarán los padres de los niños víctimas de la red de pederastas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies