Un anciano acusado de agresión sexual asegura que las relaciones con la víctima eran consentidas

Actualizado 07/02/2011 14:08:58 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un anciano acusado de un delito de agresión sexual ha asegurado en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid que las relaciones que mantuvo con la supuesta víctima fueron consentidas.

Ángel O.V., de 70 años, se ha sentado en el banquillo de los acusados por un delito de agresión sexual y otro de lesiones. La fiscal ha solicitado una pena de 13 años de prisión al considerar acreditado los delitos que se le imputan.

Los hechos juzgados se produjeron la tarde del 3 de mayo de 2008 cuando el procesado y la mujer quedaron en la puerta de una iglesia en las inmediaciones de la calle Lago Maracaibo de la capital tras conocerse horas antes en un bar. Así, se dirigieron a un polígono cercano, donde el acusado comenzó a realizar a la mujer tocamientos en el interior del vehículo.

En su declaración, el acusado ha relatado que la mujer le comentó que llevaba dos años sin tener un encuentro sexual con un hombre y le pidió que fueran a una nave para mantener un contacto. "Todo lo que hubo fue consentido", ha manifestado el procesado.

En cambio, la víctima ha relatado que el hombre la llevó en su coche a una zona poco transitada de un polígono y comenzó a abusar de ella, sin que ella pudiera defenderse. "No se lo conté a mis hijos porque me daba vergüenza", ha indicado la agredida, quien denunció tras comentar los hechos a un familiar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies