Los ancianos madrileños puntúan con un 8,9 sobre diez a los centros municipales de Mayores

Actualizado 06/12/2009 17:05:28 CET

Se sugiere más número de plazas en las actividades y de becas de comedor, y la mejora de algunas instalaciones

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ancianos madrileños han puntuado con un 8,9 sobre diez a los 84 centros municipales de mayores que existen en todos los distritos de la ciudad, según un estudio sobre satisfacción de los socios realizado el pasado mes de septiembre por el área de Gobierno de Familia y Servicios Sociales con encuestas a 334 personas.

La nota global del servicio alcanza el notable, calificación a la que también llegan los horarios de funcionamiento de los centros (8,5 sobre diez), y los servicios de comedor (8,75), cafetería (8,64), peluquería (8,6) y podología (8,6).

Por su parte, las actividades de gimnasia son lo mejor valorado por los usuarios, con un 9 sobre diez, mientras el trato y actitud de los profesionales, y como su competencia técnica se han visto muy bien valorados (8,9 y 8,7 respectivamente), y los espacios físicos han recibido otro notable con un 8 sobre diez.

La mayoría de los más de 608.000 mayores de 65 años residentes en Madrid se encuentran en buenas condiciones y desean disfrutar de su tiempo libre acudiendo a alguno de los 84 centros municipales con los que cuenta el Ayuntamiento. En total, son más de 260.000 socios acreditados a través de la tarjeta madridmayor.es, aunque sólo 25.000 acuden diariamente a alguno de estos centros.

MOTIVACIÓN

Por otra parte, el informe incluye datos sobre la motivación de los mayores al acudir a estos servicios públicos. En concreto, el 55 por ciento lo hizo para poder realizar actividades, mientras el 36,7 por ciento buscaba relacionarse con otros. Además, el 23,1 por ciento pretendía realizar actividades deportivas, el 4,4 por ciento quería mejorar su estado emocional y el 1,8 por ciento sólo intentaba ocupar su tiempo.

Asimismo, el 60 por ciento señaló que ha conseguido su objetivo de relacionarse con otras personas, mientras el 38 por ciento afirma sentirse más acompañado y el 37 por ciento asegura que ha mejorado su estado de ánimo. El 25 por ciento también siente que su salud se ha beneficiado de su decisión.

La gran mayoría (44,7 por ciento) tuvieron conocimiento de estos recursos gracias a familiares o amigos, y otro 43,5 por ciento lo hizo buscando la información por sí mismo.

En cuanto a la asistencia a los centros, el 81,7 por ciento va habitualmente de lunes a viernes, junto a otro 85,5 por ciento que acude esporádicamente en los mismos días. Los fines de semana, sólo un 2,4 por ciento acude esporádicamente, aunque muchos ancianos (30 por ciento aproximadamente) van más o menos a menudo hasta los sábados.

En referencia a las actividades que organizan estos centros, el 44 por ciento de los ancianos asisten a talleres; el 28 por ciento, a salidas y viajes; el 4 por ciento, a excursiones y paseos; el 19 por ciento, a actividades de baile; y el 21 por ciento a talleres ocupacionales, entre otras cosas.

SUGERENCIAS

Finalmente, el informe incluye asimismo sugerencias de los usuarios. Entre otras cosas, piden que aumenten el número de plazas en las actividades para evitar colas y que pueda asistir más gente, así como que se tramiten las bajas por ausencias para dar oportunidad a gente más comprometida o que se vigile cómo se consiguen esos puestos, ya que algunos de los encuestados denunciaron 'enchufe'.

Asimismo, se sugieren diferentes talleres, que se hagan más cosas los fines de semana y se solicita que se reduzca algo el precio de algunas actividades o incluso la gratuidad si dependen del Consistorio como Los Veranos de la Villa.

Ascensores que se estropean "con mucha frecuencia", ampliar los horarios, mejorar el mantenimiento y limpieza de los cuartos de baño, ampliar el catálogo de las bibliotecas o aumentar las becas de comedor son otras de las reclamaciones de este colectivo.