Un año después, el aeropuerto de Barajas todavía no ha introducido todas las mejoras previstas

Actualizado 18/08/2009 12:21:02 CET

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un año después de que el vuelo JK5022 de Spanair se estrellara provocando la muerte de 154 personas, el aeropuerto de Madrid-Barajas todavía no ha implementado todas las mejoras previstas, que entrarán en vigor entre finales de 2009 y principios de 2010, según señaló el director adjunto del aeródromo, José Sanz, en declaraciones a Europa Press.

"La introducción de un solo teléfono de emergencias ya está en vigor, en cuanto al resto, los nuevos sistemas de procedimientos se están llevando a todas las mesas generales para su aprobación y esperemos que a lo largo de este año o a principios del que viene ya estén introducidos", puntualizó Sanz.

Entre los cambios que se realizarán en el aeródromo se encuentra una reforma de la sala de crisis, cuyo proyecto ya está aprobado y que se estima se llevará a cabo "el año que viene".

En este sentido, Sanz apuntó que en caso de accidente el comité directivo se reúne desde la sala de crisis, desde donde sin embargo hay que también hay que tomar "decisiones de otro nivel más importante". "Hay que intentar que las diferentes actuaciones estén bien separadas y que permitan esa discreción que a veces el hecho de estar todos juntos no lo permite", señaló.

Por otro lado, en lo referente a las mejoras tecnológicas, el director adjunto de Barajas señaló que se incorporarán a medida que el mercado pueda "proporcionarlas".

Sin embargo, Sanz admitió que también es necesario estudiar "qué mejorar en las comunicaciones" y para ello destacó la importancia de la colaboración con los servicios de emergencias de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento y Protección Civil.

"Entre los tres debemos ver qué mejorar en las comunicaciones aprovechando aquellas de las que otros disponen. Nosotros afortunadamente no somos un centro de emergencias, ya que son muy escasas, pero el 112 o el Samur sí lo son y queremos utilizar medios que ellos ya tienen", explicó Sanz.

No obstante, el director adjunto de Barajas recordó que las emergencias de Barajas se engloban dentro del Plan General de Emergencias de la Comunidad de Madrid que establece una "mejora continua" y que no fue el accidente el que lo cambió. "Se considera que el plan de emergencias es correcto", recalcó Sanz.

Sanz apuntó que desde que la Comunidad de Madrid aprobara el plan en 2005, el aeródromo ha ido realizando simulacros de emergencias aeronáuticas, tanto de accidentes como de problemas dentro de las terminales.

En cuanto a la catástrofe del JK5022, el director adjunto de Barajas apostó por emplear medios que faciliten la aplicación del plan, que "no falló" pero sí necesitaba una aplicación más sencilla.

A este respecto, indicó que ya se está dotando de GPS a las unidades que actúan, como ambulancias y bomberos, y que se han incluido las pistas de Barajas en los navegadores para que sea más fácil la llegada de los auxilios.

Sanz recordó que se han convocado las mesas del Plan de Emergencias para que todos los expertos aporten sus experiencias para poder poner los medios que hagan que la aplicación del plan de emergencias sea "más sencilla".

AENA, A DISPOSICIÓN DE LOS FAMILIARES

El director adjunto del aeropuerto de Barajas aseguró que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) se ha puesto a disposición de los familiares de las víctimas para rendir un homenaje a los fallecidos el próximo jueves, 20 de agosto.

"Ya les hemos transmitido nuestra solidaridad y nuestro apoyo y lo estamos demostrando con todos los medios a nuestra disposición, al hacerles lo menos ingrato posible este día del recuerdo", recalcó Sanz.

El director adjunto de Barajas recordó que se han instalado en el aeródromo una placas en recuerdo de los fallecidos y que se plantará un olivo centenario en una zona de la pradera de la T2, así como una "gran piedra" en el lugar del accidente.

El mismo día 20, también se celebrará una misa de campaña y habrá un acto de recuerdo en el propio lugar del accidente.