Anticapitalistas consideran un "error" la consulta sobre el chalet y critican "el carácter personalista" de Podemos

 Pablo Iglesias Comparece A La Entrada Del Pleno
EUROPA PRESS
Publicado 22/05/2018 14:52:52CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Anticapitalistas y diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, Raúl Camargo, ha manifestado a través de un comunicado que la consulta sobre el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero "es un error que traslada de forma irresponsable una decisión personal al ámbito colectivo".

En este sentido, ha explicado que no comparte la decisión de celebrar dicha consulta porque "convierte una decisión personal en una decisión colectiva" y, además, "traslada la decisión y sus efectos al conjunto de los y las inscritas en Podemos".

Asimismo, considera que a través de la consulta se reafirma "el carácter personalista que ha venido imponiendo la dirección de Podemos, en un modelo de partido basado en el híperliderazgo y en un tipo de debates que fomentan la lógica del amigo-enemigo, del todo-nada, del conmigo o contra mí y que tienden a confundir a la actual dirección con el partido".

Camargo ha señalado que él no participará en dicha consulta al considerar que hace un uso desfortunado de los mecanismos de participación y que antepone formas plebiscitarias de decisión frente a marcos y espacios de deliberación que permitan avanzar en un Podemos más democrático y participativo, tal y como expone el comunicado.

A su juicio, frente a lo que califica de ataques y acoso por parte de una extrema derecha política y mediática, lo que toca es centrarse "en los problemas de la gente de abajo, en componer un programa de cambio y en impulsar espacios sociales para la movilización y la unidad popular para construir una verdadera alternativa de cambio como fuerza transformadora".

A su entender, el principal peligro para Podemos se sitúa en los riesgos que puede generar la acomodación en las instituciones, la profesionalización de la política o los intentos por hacer de Podemos "una fuerza política más" que nació, precisamente, para ser "una impugnación global al Régimen y a las políticas de saqueo y para ser la expresión política de los sectores populares más golpeados por el neoliberalismo y las políticas de austeridad".