Arce ve legítimo que agentes se ofendieran con Émbolo pero "no es suficiente" para limitar la libertad de expresión

Publicado 30/05/2017 14:46:03CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La concejala presidenta de las juntas de Arganzuela y Usera, Rommy Arce, ha asegurado este lunes durante el Pleno municipal que es "posible y legítimo" que agentes de la Policía Municipal se sintieran ofendidos por la actuación del Grupo Émbolo el pasado 13 de mayo en Madrid Río, durante las madrileñas fiestas de San Isidro, pero que la ofensa "no es suficiente para limitar la libertad de expresión".

Arce ha dado cuenta de lo sucedido en las fiestas de San Isidro en Pleno a petición de la edil popular Inmaculada Sanz, quien ha recordado que la en actuación del grupo catalán, gritaron, "entre otras perlas, me cago en la puta madre de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Municipal".

Sanz ha calificado de "graves hechos" la actuación de Émbolo, y ha indicado que los "damnificados" son agentes de la Policía Municipal, a quien Ahora Madrid "ataca y agravia de manera reincidente". "Son insultos gravísimos y una forma de incitar al odio hacia fuerzas y cuerpos de seguridad que tan importante labor prestan", ha criticado la edil popular portavoz en materia de Seguridad.

Según ha narrado Inmacula Sanz durante su intervención, Arce, "lejos de apoyar a los funcionarios, trató de parar la denuncia apelando a una supuesta libertad de expresión". "Eso no era una performance, y es una vergüenza que defiendan eso; por decencia debería haber pedido disculpas y haber reconocido que esas declaraciones son intolerables", ha indicado.

"Rommy Arce llamó al director general de la Policía Municipal, Andrés Serrano", ha aseverado Sanz, quien ha indicado que el informe de los agentes "se llevó a la unidad de distrito, y está en un cajón aparcada; no ha hecho nada la Unidad de Diversidad, y nadie, absolutamente nadie, ha salido a defender a policías y a censurar su actuación".

La edil del PP ha asegurado que la Policía Municipal está "harta" del Gobierno municipal de Ahora Madrid, "de tener que soportar esos comportamientos y esa actitud ante este tipo de agravios". Por ello, ha dado un ultimátum a Arce, o desmentir los hechos o "irse a su casa".

"EN UNA PERFORMANCE"

En su turno de réplica, Arce ha precisado que ella "nunca" ha dejado de mostrar respeto por la Policía Municipal. A continuación ha reiterado la idea de que las palabras de Émbolo se produjeron en "la liturgia del rap, de una representación artística". "Estas palabras se realizan encima de un escenario, en el transcurso de una performance, amparada por la libertad de creación y en el marco de una actuación provocadora", ha explicado en el mismo sentido.

Además, la concejala-presidenta de Arganzuela y Usera ha asegurado que este tipo de reacciones "habrían sido impensables en los años 80, cuando Madrid era un referente de libertad, y parece que vamos hacia atrás". "Como equipo de Gobierno, estamos muy preocupados por esta involución", ha añadido.

En este punto, Arce ha recordado que Barcelona acogió una concierto "por la libertad de expresión". "Fíjese dónde hemos llegado", se ha dirigido a la bancada popular. Por ello, ha precisado que "el caso Émbolo" ganaría "en verosimilitud" si fuera "un capítulo de la serie 'Cuéntame'". "La libertad de expresión es el aire de la democracia", ha finalizado Arce parafraseando a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

En la versión de Arce, ésta fue alertada "por los propios agentes" de lo ocurrido y fue hasta el lugar de la actuación. "Cuando llegué me trasladaron su malestar, veo posible y legítimo que se sintieran ofendidos; con respecto a los hechos, lo que debemos decir es que la libertad de expresión y artística en Madrid, en España, está inequívocamente protegida, al igual que otros derechos fundamentales", ha aseverado.

Además, Arce ha señalado que una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos recoge que "el pluralismo y la amplitud de miras exigen dar cobertura a ideas o expresiones inofensivas, pero también a aquellas capaces de ofender, sacudir o molestar a una parte de la población".

"BARBARIDAD, INDECENCIA, INFUMABLES"

También ha intervenido el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, quien ha calificado como "barbaridad, indecencia, infumables, obscenas y éticamente reprobables" las palabras contra la Policía que se profirieron en la actuación de Émbolo.

Del mismo modo, Barbero ha precisado que "las expresiones de Émbolo están en un sentido concreto". Sobre si estas palabras son constitutivas de delito, el delegado de Seguridad ha precisado que "en base al informe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento dice que las expresiones que constatan los agentes no supondría una condena penal, ya que el artículo 56.2 califica como delito leve las faltas".

"No hubo ni resistencia ni desobediencia grave por parte del artista, y la Policía puso comportamiento correcto del artista al ser requerido para identificarlo", ha explicado Javier Barbero, quien ha detallado que se deliberó sobre lo sucedido, se elevó una interlocución a la cadena de mando.

"HERENCIAS DE LA DICTADURA"

El edil socialista Ramón Silva ha manifestado en nombre del PSOE, y de la "gran mayoría de integrante del Pleno", el reconocimiento a la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. A continuación ha lamentado "la oportunidad perdida" de Arce para realizar "una actitud de desagravio". "La libertad de expresión cuando se convierte en un insulto deja de ser libertad de expresión, y no costaba nada haber hecho un reconocimiento y un desagravio verbal a la Policía Municipal", ha inquirido.

Silva ha recordado que España tiene "algunas herencias de la dictadura", en la que las fuerzas y cuerpos de seguridad se dedican a "defender a la dictadura". "Aún hay sectores de nuestra sociedad que viven de aquella herencia de prejuicios respecto a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y todos deberíamos contribuir a superar", ha pedido.

Para los socialistas, la actitud de la Policía Municipal ha sido "la correcta", ya que "no hacía falta mayor intervención más que identificar a la persona". "No tenemos más que acatar lo que los informes digan, y pediremos copia de ese informe", ha añadido.

Por otro lado, Silva ha indicado que hay que saber "qué se pone por delante de la libertad de expresión". "No comparto los silbidos en la Copa del Rey, pero quiero recordar que un eurodiputado -Carlos Iturgaiz (PP)-- dijo en un tuit que en defensa de su libertad de expresión llamaba hijos de puta a los que habían pitado, y no valen dos varas de medir, siempre es la misma", ha criticado.

Desde la bancada de Cs, Ana María Domínguez ha centrado su intervención en la relación de Arce con la Policía Municipal. Así, ha criticado que votara en contra en el Pleno de Arganzuela de dotar de más dispositivos a los agentes, y la ha acusado de comparar "la violencia de ETA con la actuación policial". "Cuando se la lleva la contraria, se es totalitario, fascista, machista, o cualquier fruto de la falta de humildad de su persona", ha criticado.

LOS "OJOS TAPADOS" DE CARMENA

Inmaculada Sanz, en su segunda intervención, se ha dirigido a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para preguntarle si "se va a volver a tapar los ojos ante comportamientos vergonzantes de sus ediles". "Todo tiene un límite, no puede seguir haciendo como que no ve nada", le ha espetado. Por ello, le ha pedido que "cese" a Arce o que "dimita" porque si no, "será cómplice de sus actuaciones". "La alcaldesa no puede seguir haciendo oídos sordos, porque es conocedora de aquello", ha añadido.

"Exija su dimisión inmediata y tome medidas para evitar este desmadre. Si no puede, o no le dejan, reflexione sobre si debe seguir siendo alcaldesa alguien a cuyos concejales le atan de pies y manos; piense si debe seguir en la Alcaldía secuestrada por las facciones más radicales de la ultraizquierda madrileña", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies