Arcópoli cree que los obispos de Getafe y Alcalá "culpabilizan la diversidad sexual"

Actualizado 08/08/2016 16:57:09 CET

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La asociación LGTB de la Comunidad de Madrid, Arcópoli, ha lamentado que los obispos de Getafe, Monseñor Joaquín María López, y Alcalá de Henares, Monseñor Juan Antonio Reig Pla, critiquen la aprobación de 'Ley contra la LGTBIfobia' ya que "perpetúan una visión estigmatizadora y culpabilizadora de la diversidad sexual".

Arcópoli, a través de un comunicado, ha criticado que dichos obispos busquen "cambiar la orientación sexual" rezando y no quieran "acabar con el bullying basado en la identidad de género".

"Los religiosos insisten en que la orientación sexual puede curarse, pero ignoran el consenso médico mundial que despatologizó la homosexualidad como enfermedad mental hace más de 20 años", ha trasladado la asociación.

Para el colectivo, es "falso que se pueda cambiar la orientación sexual de las personas" y consideran además que estos mensajes de los obispos "aumentan el tormento de quienes sufren acoso por el mero hecho de ser LGTB".

LA LEY "NO VA CONTRA NADIE"

La Ley contra la LTGBFobia "no va contra nadie", ha defendido la asociación para a renglón seguido recordar que fue aprobada por "la unanimidad de los partidos presentes en la Asamblea" de Madrid.

"Es sorprendente que quienes no representan a nadie ya que no han sido votados, se arroguen la representatividad de todos afirmando que la Asamblea intenta imponer una medida que llevaban todos en su programa electoral y que hemos votado todos los madrileños", han indicado.

En ese sentido, Arcópoli dice "respetar" la libertad de educación pero ha advertido de que "ésta ha de basarse en los valores democráticos de la Constitución y no en creencias religiosas particulares".

Además, también inciden en que en el último estudio sobre acoso escolar por homofobia de 2012 "el 49 por ciento de los jóvenes LGTB entre 15 y 29 años dijeron sufrir acoso escolar por su orientación sexual" y "el 43 por ciento ha llegado a plantearse el suicidio". Asimismo, "el 17 por ciento llegó a atentar contra su vida".

"Esto demuestra que la juventud madrileña sufre acoso por ser LGTB en las aulas y que es necesario medidas contundentes como las contempladas por la ley LGTB para hacerle frente", han argumentado. Por ese motivo, para ellos "la ley contra la LGTBFobia es una excelente herramienta" de ayuda.