Arranca en San Isidro la campaña contra la violencia machista en las fiestas de la capital

Campaña 'No es no'
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 15/05/2018 12:19:24CET

Por ahora, no se han detectado casos de agresión

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha por segundo año consecutivo durante San Isidro la campaña por unas fiestas libres de violencias machistas, una iniciativa que se alargará hasta mediados de octubre cuando acaban las fiestas de verano en Madrid, han informado fuentes municipales.

Este año se ha dado más formación, tanto a voluntarias como, por primera vez, a la Policía Municipal, y se han incrementado los puntos y las personas que los atienden, cubriendo sin problema todas las fiestas hasta octubre.

En las fiestas de San Isidro, se han instalado dos puntos violeta en la Pradera (paseo Quince de Mayo y paseo de la Ermita del Santo) y uno en Arganzuela (paseo de la Chopera).

Los puntos violeta están compuestos por voluntarias que han recibido formación específica para saber qué hacer ante una agresión sexual, como por primera vez la Policía Municipal que acude a las fiestas de los barrios.

Además, en los puntos hay materiales, como folletos o tarjetas para llevar en el bolsillo, con los teléfonos necesarios para denunciar, para atención psicológica o jurídica o acompañamiento global (teléfono que el Ayuntamiento pone en marcha de mayo a octubre, todo el periodo de fiestas, de viernes a domingo).

Los puntos tienen dos vertientes: de acompañamiento y atención en caso de agresión, y de sensibilización y disuasión, para que las chicas sepan qué es y qué hacer ante una agresión sexual, que los agresores sepan que en el entorno de las fiestas hay gente pendiente de que no se produzcan agresiones, y que tanto ellas como ellos asuman que acabar con las agresiones sexuales es cosa de todos y todas, que el único responsable de un agresión es el que agrede, que él es el único que debe sentir vergüenza, y que los madrileños y madrileñas quieren unas fiestas libres de violencias machistas.

En estos primero días de campaña, no se han recibido casos de agresión, y han sido centenares las chicas, aunque también ha habido muchos chicos, que se han acercado al punto a pedir información, a llevarse la tarjeta informativa, a mostrar su satisfacción por esta iniciativa, y a compartir experiencias pasadas de violencia sexual a las que cada vez más se les pone nombre para decir "Sólo sí es sí".