Una aseguradora tendrá que indemnizar casi 100.000 euros por la muerte de una paciente de 25 años en una intervención

Publicado 05/09/2018 11:16:22CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Jugado de lo Penal número 5 de Alcalá de Henares ha condenado a la aseguradora de un anestesista por la muerte de una paciente, de 25 años de edad, durante una intervención de quiste ovárico.

Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que se absuelve a un médico que fue acusado de homicidio por imprudencia profesional.

No obstante, se le condena a indemnizar, en concepto de responsabilidad civil, con su aseguradora 99.775,96 euros más los intereses legales por el fallecimiento de la joven y con expresa condena en costas. La causa impulsada por la familia de la joven ha sido llevada por los servicios jurídicos de la Asociación 'El Defensor del Paciente'.

Se trataba de una paciente de 25 años de edad que acudió en fecha 11 de octubre de 2011 al Hospital del Henares para ser intervenida de manera programada de un teratoma ovárico (quiste dermoide). Dicha paciente había sido intervenida con anterioridad de la misma patología en el Hospital Santa Cristina sin que surgiera en esta ocasión problema alguno.

En ambas intervenciones se precisaba de anestesia general y en ambas se informó a los facultativos de que el padre de la paciente padecía distrofia muscular.

Durante la intervención y de manera brusca la paciente comenzó a presentar un cuadro de insuficiencia ventilatoria, taquicardia e hipertermia que los cirujanos no supieron interpretar por lo que, cuando se percataron de que cursaba con una hipertermia maligna ya no pudieron remontar a la paciente, presentando fallo multiorgánico y, posteriormente, su fallecimiento.

La paciente antes de ser intervenida, y tal y como figura en la hoja de consentimiento informado, informó a los facultativos de que su padre padecía distrofia muscular, enfermedad incompatible con determinados agentes anestésicos, entre ellos el que utilizaron con la misma, y que produjeron el fallecimiento.

En la sentencia, el juez considera que el acusado fue advertido de los referidos antecedentes y sin embargo, el mismo suministró fármacos que provocaron en la paciente un cuadro de hipertermia maligna ocasionado con ello el fallecimiento de misma.

Dicha sentencia fue recurrida en apelación, si bien la Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid desestimó el recurso y confirmó la Sentencia de Instrucción.

Contador