Asociaciones de vecinos presentan el sábado su propuesta de Plan de Reforma y Rehabilitación

Cañada Real Galiana de Madrid
EUROPA PRESS/BASURAMA
Actualizado 28/04/2011 19:42:19 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las cuatro asociaciones de Vecinos de la Cañada Real Galiana, que representan a los diferentes sectores de la vía pecuaria, han convocado una reunión este sábado a las 12 horas en el Centro Cultural Covibar de Rivas-Vaciamadrid para presentar una propuesta del Plan de Reforma y Rehabilitación del entorno, según han informado a Europa Press las entidades vecinales.

Tras la finalización se establecerá un foro/debate en el que se podrán aclarar todas las dudas que tanto los vecinos de la Cañada como los de las urbanizaciones de Rivas Vaciamadrid puedan tener respecto a la actual situación originada por la aprobación de la nueva Ley de la Cañada.

La decisión de celebrar el acto en el Centro Cultural Covibar, situado en el número 8 de la avenida de Covibar, no ha sido bien recibido por parte de algunos socios, que han criticado en foros de Internet que la Junta rectora de esta cooperativa "dé pábulo a los ocupantes ilegales de la Cañada Real, cuando se sabe que sobre todos ellos pesan expedientes disciplinarios por infracciones urbanísticas".

LA PROPUESTA DE TODO POR LA PRAXIS

Hace unas semanas, el colectivo Todo por la praxis (TXP) ya presentó un proyecto elaborado que busca un realojo 'in situ' de los vecinos que deseen permanecer en el lugar. Así, considera que es "más realista y sostenible desde un punto de vista social y económico" la postura de apoyar la rehabilitación de las viviendas ya existentes y afrontar la reurbanización de todos los sectores integrantes de la Cañada.

Para poder resolver la dicotomía entre el reconocimiento o no de las ocupaciones realizadas hasta la fecha, este plan propone una postura intermedia que pasaría por el reconocimiento de un "derecho de superficie" de los vecinos sobre los terrenos ocupados.

"El suelo será en todo caso público, pero ello no impide que a los vecinos pueda reconocérseles el derecho de superficie sobre lo construido en los terrenos. Este derecho se configura, pues, como un mecanismo que reconoce un status, legitima una permanencia, faculta una participación y permite delimitar unos contenidos jurídicos, económicos y urbanísticos sobre los que trabajar", ha apuntado el colectivo.