Ateos de Madrid se presta a apoyar jurídicamente a personas que sean denunciadas por las protestas en la capilla de UCM

Actualizado 16/03/2011 16:34:31 CET

Las organizaciones estudiantiles que reivindicaron la acción dan marcha atrás

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores se ha ofrecido a prestar apoyo jurídico a aquellas personas que se vean inmersos en procedimientos legales por las reivindicaciones en la capilla del campus de la Universidad de Complutense de Madrid (UCM) el pasado jueves día 10 de abril.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de esta asociación, Luis Vega, ha puesto a disposición los abogados de la organización para las personas que puedan verse vistos de una acción que, si bien fue reivindicado en principio por Contrapoder y RQTR, dos organizaciones estudiantiles de la UCM, ambas se desvincularon de la misma en un comunicado conjunto.

Vega ha reconocido que no ha mantenido ningún contacto directo con ninguna persona ni organización, aunque sí que ha mantenido un intercambio de correos electrónicos requiriendo información sobre este tema.

En cuanto a la acción de protesta, Vega ha considerado que "el método podría ser criticable", pero también asume que a veces las actuaciones que se pueden hacer para protestar ante la presencia religiosa en los espacios públicos es "llamar la atención", dado el "tremendo poder de la Iglesia".

"El propio rector ha manifestado que no le gusta la presencia de la capilla en la Universidad, pero sin embargo no ha hecho nada para evitarlo", ha dicho, asumiendo que el espacio esté "probablemente subvencionado o apoyado" por la institución universitaria.

"Es un sin sentido que haya una capilla, de cualquier religión, en un centro público en el siglo XXI. Y además en una universidad que la formación debe ser racional, fuera de doctrinas políticas o religiosas", ha dicho.

Además, confiere valor al hecho de que este acto haya reivindicado la existencia de este lugar de culto en la universidad pública. "Si no hubiera sido por la actuación de este grupo de estudiantes no sabríamos que existe", ha manifestado.

El hecho de que sea una protesta en un lugar destinado a uso público condiciona la legitimidad de la protesta, según el presidente de la Asociación de Ateos y Librepensadores, ya que "si fuera privada estaría en contra".

Asimismo, ha considerado que "es discutible que se pudiera perseguir en materia de blasfemia", ya que esto se atiene a "una regulación de la Iglesia Católica".

En todo caso, para Vega la solución pasa por la extinción de espacios religiosos en los centros públicos. Así, reitera no entender tampoco la presencia de una capilla en el aeropuerto de Barajas, y admite que en el caso de que se lleven a cabo actividades del tipo político o religiosas sea dentro de "un programa de formación e información", y siempre con fines "no partidistas".

Vega también se ha referido a la denuncia de la organización Manos Limpias, y ha cargado contra ellos. "No sé ni cómo es un sindicato, se ha convertido en un núcleo de fascistas", ha lamentado, para señalar que "no se puede tener una doble vara de medir" a la hora de permitir acciones de "otros que están actuando contra instituciones y leyes".

DESVINCULACIÓN DE CONTRAPODER Y RQTR

Por otra parte, las organizaciones estudiantiles Contrapoder y RQTR se han desvinculado del acto, pues según un comunicado publicado en sus respectivas páginas web "ninguna de las dos asociaciones firmantes han organizado ni tomado parte en la 'performance' realizada en la capilla del campus de Somosaguas el 10 de marzo".

Sin embargo, ambas asociaciones han manifestado que "se identifican, tanto con el desarrollo estrictamente pacífico de la representación teatral, como con su contenido, de crítica a las posiciones machistas y homófobas defendidas por la Iglesia Católica y su presencia privilegiada en espacios públicos y formalmente laicos como la universidad".

Asimismo, han criticado que este hecho esté siendo "sobredimensionado e instrumentalizado para interferir en la campaña electoral al Rectorado de la Universidad Complutense", y esperan que esta "criminalización de la 'performance' no esté siendo utilizada por el Arzobispado de Madrid ni los medios de comunicación conservadores como arma arrojadiza contra el pensamiento feminista".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies