La Audiencia Provincial confirma 11 meses de prisión para el hombre que propinó un cabezazo a un policía local en Getafe

Policía Local de Getafe
EUROPA PRESS
Publicado 24/02/2018 15:48:24CET

GETAFE, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado once meses de prisión por un delito de atentado y una falta de lesiones para un hombre que propinó un cabezazo en la cara a un Policía local de Getafe que intervino en una reyerta.

De este modo, se ha desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal del acusado contra la sentencia dictada el 24 de mayo de 2017 por el Juzgado de lo Penal nº 2 de Getafe, y le impone también 1.060 euros de indemnización más el pago de las costas, según la sentencia de la Audiencia Provincial a la que ha tenido acceso Europa Press.

En este sentido, se considera probado que en enero 2013, cuatro agentes de la Policía Local de Getafe se personaron en una gasolinera de la avenida de La Paz, tras ser avisados de la existencia de una reyerta.

Una vez allí, interceptaron a un hombres circulando a los mandos de un vehículo, momento en el que fue requerido por los agentes con el fin de que se sometiera a la prueba de alcoholemia.

Debido a que inicialmente dio resultado positivo en el etilómetro portátil de muestreo de los agentes de la Policía Local, le comunicaron que tenía que acompañarles a dependencias policiales, momento en el que el acusado, con intención de menoscabar el principio de autoridad de los policías, les lanzó un mechero y dio un manotazo, lo que motivó su detención.

Una vez con los grilletes puestos y en el momento en el que un agente procedía a introducirle en el interior del vehículo, le propinó un cabezazo en la cara, alcanzándole en la nariz y en la boca.

Como consecuencia del cabezazo, el policía sufrió lesiones consistentes en contusión en región nasal, contusión en el labio con erosión de mucosa oral y fractura parcial de los incisivos centrales superiores, tardando en curar ocho días, de los que cuatro estuvo impedido para el desempeño de sus ocupaciones habituales, dejándole como secuela "un perjuicio estético".