El Auditorio San Lorenzo de El Escorial clausura su Festival de Navidad con El Gran Concierto de Año Nuevo

Imagen promocional del concierto
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 02/01/2018 10:16:34CET

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial clausura su Festival de Navidad con El Gran Concierto de Año Nuevo, una cita musical en la que Strauss Festival Orchestra and Ballet interpretará mañana miércoles valses y polkas para celebrar la llegada del nuevo año, ha informado el Gobierno regional en una nota de prensa.

Esta producción ha recibido grandes ovaciones en las grandes salas de toda Europa: en el Musikverein de Viena, Concertgebouw de Amsterdam, la Philarmonie de Berlín, el Musikhalle de Hamburgo, el Auditorium Parco della Musica de Roma, el Gran Teatre del Liceu o el Palau de la Música de Barcelona, el Teatro Real y el Auditorio Nacional de Música de Madrid, etc.

El programa, inspirado en la tradicional cita musical que cada año se celebra en Viena, incluye los títulos más conocidos del rey del vals, Napoleón, Fiesta de las flores, El vals del emperador o Champagne. No faltará el vals más célebre de todos, El bello Danubio azul, ni la Marcha Radetzky que, acompasada por las palmas del público, suele cerrar la velada.

La Strauss Festival Orchestra es una producción realizada en colaboración con agrupaciones estables "de contrastada calidad, que lleva la música de Strauss con ocasión del Año Nuevo a un público cada vez más amplio y entusiasta", han indicado los organizadores.

Integrada por profesores y solistas de la mayor calificación musical y profesional, la Strauss Festival Orchestra ha sabido mantener vivas las expresiones artísticas típicamente vienesas, despertando el interés de las más exigentes audiencias del continente.

Emparejado en igual nivel musical y profesional al de los miembros que componen la Strauss Festival Orchestra, el Strauss Festival Ballet Ensemble le ha conferido un cariz definitivamente original al Gran Concierto de Año Nuevo.

"Al dotar al programa de un verdadero carácter escénico, a través de estilizadas coreografías y luminosos vestuarios especialmente creados para ilustrar algunos de los números musicales, el ballet restituye de algún modo una parte esencial a aquellas composiciones que fueron concebidas precisamente para acompañar la danza", han señalado.