El autor de la urbanización de la plaza del Dolmen de Dalí dice que el enlosado sí formaba parte del conjunto monumental

 

El autor de la urbanización de la plaza del Dolmen de Dalí dice que el enlosado sí formaba parte del conjunto monumental

El arte de Dalí está presente en la capital
ASOCIACIÓN CULTURAL DOLMEN DE DALÍ
Actualizado 17/07/2010 12:30:20 CET

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El autor del proyecto técnico de urbanización y construcción de la plaza de Dalí, junto al Palacio de los Deportes, ha asegurado a través de un informe remitido a la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid y al que ha tenido acceso Europa Press que el enlosado sí formaba parte del conjunto monumental.

A eso ha sumado que todo el diseño se hizo siguiendo las directrices y con aprobación de Salvador Dalí, unas indicaciones con las que se pretende dar un nuevo impulso a la petición de Bien de Interés Cultural (BIC) para la plaza, incluyendo el dolmen, la estatua, el pedestal y el pavimento original.

Lo que se busca, en palabras de la Asociación Cultural Dolmen de Dalí, es que esto sirva como "prueba irrefutable para que se incluya el enlosado en el conjunto monumental protegido y se proceda a su recuperación íntegra".

Tras conocer el informe, la Asociación Cultural Dolmen de Dalí ha señalado que de este modo "se disipan todas las dudas que se han vertido interesadamente por el Ayuntamiento de Madrid sobre si el diseño y las ideas eran o no de Dalí y sobre si el enlosado formaba o no parte del conjunto monumental".

El autor del informe, Alfonso Güemes, ya jubilado, dirigió el equipo de técnicos municipales encargados de concretar en un proyecto urbanístico la voluntad de Salvador Dalí. Güemes narra en el documento su viaje a mediados de los 80 a Figueras para conocer y trabajar personalmente con Dalí, junto con un equipo de arquitectos de la entonces Gerencia de Urbanismo.

Ya en Madrid se pusieron manos a la obra para concretar en un proyecto técnico la entonces iniciada peatonalización de la avenida de Felipe II pero contando con las ideas artísticas aportadas por Salvador Dalí.

DESCONOCIMIENTO SOBRE LA PLAZA

Han pasado 24 años desde la inauguración pero, según el autor del proyecto técnico de urbanización, "no han sido suficientemente explicadas las ideas fundamentales con las que Salvador Dalí concibió su plaza". También sostiene que la ciudadanía "no está suficientemente informada" de por qué se eligió un dolmen como figura para ese punto de la ciudad cayendo en la falsa creencia de que no es más que "la excentricidad de un genio".

Desde los primeros años de la actual década los vecinos de la zona luchan por salvaguardar, de manera íntegra, este conjunto monumental que data de 1985, cuando la ciudad era gobernada por Enrique Tierno Galván. El dolmen llega casi a los 13 metros y es el único creado por el artista catalán. Está acompañado por una peana en la que se puede leer 'Gala', el nombre de su gran amor, en letras en oro. Sobre la peana se alza una estatua dedicada a Isaac Newton.

Debajo del dolmen, en una pequeña losa redonda de piedra que era el centro físico de gravedad de todo el conjunto y origen del diseño del enlosado, está grabada la firma del artista catalán, como muestra pública de su trabajo e identificación con la obra.

"Creo que él sabía perfectamente lo que quería y cómo lo quería", ha apuntado señalando que la intención de Dalí era "erigir un monumento a la ciencia y a la técnica como expresión de los máximos logros de la Humanidad". Por ello se decantó por la primera expresión constructiva humana cronológicamente hablando, el dolmen, mientras que eligió la figura de Isaac Newton desde el punto de vista de la ciencia.

Pero es que además el de Figueras no dejó nada al azar, según el técnico ya jubilado. La ubicación elegida fue exactamente definida disponiendo que el centro de gravedad del dolmen recayera en la intersección de la entonces avenida de Felipe II con la calle de Antonia Mercé, un espacio en forma de tridente mientras que su pilar vertical se orienta hacia la salida del sol.

Sin embargo, como ha criticado tanto el técnico como la asociación, salvo la piedra redonda en el centro del dolmen, el solado "ha sido destruido para ser sustituido por otro diseño, continuo y anodino, que bien podía estar ahí o en cualquier otra plaza".

EL FALLO DEL SUPREMO

El Tribunal Supremo falló en junio de 2009 a favor de las tesis de los vecinos, que defendían que el Dolmen de Dalí, la escultura de Newton, su peana y el pavimento primigenio, todo obra del artista catalán, forma un conjunto escultórico único cuyo entorno deberá delimitar la Comunidad de Madrid. De este modo, el fallo judicial tumbaba el recurso de casación presentado por el Gobierno regional y el Ayuntamiento contra la decisión previa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid, con la luz verde del Gobierno regional, puso en marcha en 2003 una remodelación de la zona bajo las órdenes del entonces alcalde, José María Álvarez del Manzano, al considerar que se trataba de un bien mueble y no de uno inmueble, como defienden los vecinos con el respaldo del Tribunal Supremo. La idea municipal era desplazar el dolmen dentro del mismo entorno y llevar la estatua al parque de la Fuente del Berro. El pavimento original sigue esperando en un almacén municipal porque, años atrás, fue sustituido.

Cuando se conoció la última sentencia del Supremo, el Ayuntamiento dijo que estaba a la espera de que la Comunidad de Madrid fijara el entorno de protección del monumento para empezar a actuar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies