El Ayuntamiento adelantó el cierre del Retiro previsto en el protocolo "aunque la previsión no era de alerta"

Cartel del parque de El Retiro cerrado por el viento
EMERGENCIAS MADRID
Actualizado 26/03/2018 14:42:10 CET

Se tomó la decisión por prudencia dada la velocidad del viento y y los antecedentes de los días previos

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid adelantó el cierre del parque del Retiro el sábado adelantándose a lo previsto en el protocolo de actuación elaborado en 2016, una decisión que se tomó tanto por la velocidad del viento, "aunque la previsión en ninguno de los casos era de alerta", como por las situaciones climatológicas anteriores y por ser árboles de diana de grandes dimensiones y teóricamente peligrosos.

Así lo ha indicado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por la directora general de Aguas y Zonas Verdes, Beatriz García San Gabino, y el concejal de Retiro, Nacho Murgui.

"La previsión en ninguno de los casos era de alerta (nivel rojo), que es la que marca el desalojo del parque", ha indicado Sabanés. Cuando el pino fue arrancado por la acción del viento y se desplomó sobre un niño de cuatro años, causándole la muerte, el Ayuntamiento explica que estaba actuando siguiendo el nivel naranja.

"Decidimos ir más allá del protocolo e iniciar el proceso de cierre, que era lo más prudente", ha remachado Sabanés, una decisión que se tomó tanto por la velocidad del viento como por los antecedentes de los días previos. San Gabino ha detallado que a las 8 horas del sábado la alerta era amarilla pero el Ayuntamiento decidió mantener las medidas de balizamiento propias de la alerta naranja del día anterior, viernes, y suspender las actividades al aire libre. "Era la situación más segura aunque no tocaba" ese nivel de protección, ha remarcado.

Sabanés, a su vez, ha remarcado que "en ningún momento se superaron los niveles de velocidad del viento de alerta naranja". A las 13 horas, los técnicos municipales evaluaron la situación, como lo habían hecho a las 8 horas y, viendo la evolución del viento, se determinó por parte del Ayuntamiento que "la medida más prudente" era cerrar el parque "aunque no se superaran los niveles del protocolo".

EVACUACIÓN EN HORA Y MEDIA

El aviso de cierre se da a las 13 horas cuando las rachas máximas de velocidad de viento se preveían a partir de las 14 horas. Sabanés ha explicado que el desalojo supone ir cerrando unas puertas y dejar otras abiertas para la salida de los visitantes mientras que se peina el parque para no dejar a nadie atrás. "En circunstancias normales el proceso dura una hora pero el sábado fue un día de gran afluencia y el proceso duró una hora y media", ha señalado.

"No hablamos de una evacuación de emergencia sino de un proceso ordenado y de cierre", ha puntualizado la delegada, que ha recordado que el Retiro se cerro durante unas horas los días 1 y 2 de marzo mientras que el 21 y 22 echó el cierre toda la jornada. En esos dos últimos casos no fue por el viento sino para revisar el arbolado. El viernes reabrió. El accidente con consecuencias mortales tuvo lugar en una de las salidas principales y vía de evacuación.

CIERRE PREVENTIVO, NO SITUACIÓN DE EMERGENCIA

La delegada Sabanés ha indicado que el menor y su padre se encontraban en las inmediaciones de una salidas del parque, donde el Ayuntamiento estaba llevando a cabo "un cierre preventivo, no estaba en una situación de emergencia" porque "no había una situación de alarma". Se trata de un proceso de actuación progresiva por alertas, ha reiterado.

El concejal de Retiro, Nacho Murgui, ha concretado que en la evacuación del parque trabajaron unas 22 personas, entre personal municipal y de la empresa adjudicataria de los trabajos, junto a cinco patrullas de la Policía Municipal (las tres habituales que patrullan por el parque, una de Medio Ambiente y una quinta extra).

Contador