El Ayuntamiento dedica el Día contra la Violencia contra las Mujeres a los menores que sufren malos tratos

Actualizado 24/11/2010 13:36:54 CET

PSOE e IU recuerdan a Gallardón que para cumplir los objetivos contra esta lacra social hace falta "dotación presupuestaria suficiente"

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido dedicar, por acuerdo unánime de PP, PSOE e IU, el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres a los niños menores que son también víctimas de este tipo de fenómenos, para ampliar su visibilidad y potenciar la lucha de la sociedad contra esta lacra.

El Palacio de Cibeles ha acogido este miércoles la celebración de este día, que se conmemora mañana en todo el mundo, y para entregar los premios del II Certamen Literario 25 de Noviembre a los cuatro escolares que han presentado los mejores trabajos denunciando esta situación.

El acto ha comenzado con un minuto de silencio en memoria de las 63 mujeres y cuatro niños víctimas mortales que la violencia machista ha causado ya en lo que va de año --una en Madrid capital--, pero también ha servido para recordar que, en España, más de 800.000 menores son testigos directos de la violencia que se ejerce sobre sus madres.

De hecho, según diversos estudios, uno de cada cuatro niños han presenciado a lo largo de su corta vida conductas violentas contra su progenitora. Según expertos en psicología infantil, muchos de ellos llegarán a reproducir como adultos estos comportamientos "por el veneno que se ha metido en su educación", aunque aproximadamente el 60 por ciento sentirá un fuerte rechazo hacia ese tipo de actitudes.

"Pero para ello hay que ofrecerles alternativas, un modelo basado en el respeto mutuo, a través de la educación", ha recordado el alcalde de al capital, Alberto Ruiz-Gallardón, insistiendo en que por este motivo el Ejecutivo local cuenta tanto con recursos para atender a las víctimas --más de mil mujeres han pasado por los servicios municipales, que además alojaron a 148 menores y atendieron psicológicamente a 290 niños-- como con programas de prevención en colegios e institutos.

EDUCACIÓN COMO BASE DE LA LUCHA

Porque la implicación de administraciones públicas y sociedad civil es fundamental, pero no será suficiente para acabar con esta lacra social si la lucha no se basa en la educación. No en balde, el 30 por ciento de las más de 460 mujeres asesinadas en el país en los últimos siete años eran menores de 30 años, lo mismo que un tercio de las que llaman al teléfono de atención a las víctimas (016). Además, cuatro de cada diez mujeres protegidas en centros especializados mediante orden de alejamiento no han llegado a la treintena.

Pero lo que es más preocupante es que, según una encuesta nacional entre 11.000 jóvenes, el 32 por ciento justifica el machismo en las relaciones de pareja y poco más del 9 por ciento afirma que la mujer debe soportar la violencia de género y no denunciar la situación por el bien de sus hijos.

"Son datos preocupantes que obligan a la reflexión de por qué una parte de las nuevas generaciones de la sociedad, que han nacido en Democracia y valorando la igualdad, no han aprendido a identificar y atajar los comportamientos que puedan acabar convirtiéndolos en maltratadores", ha señalado el primer edil.

Por eso, el objetivo no es otro que "articular los instrumentos necesarios para construir una sociedad en la que no haya espacio para la violencia de género". "Madrid no se resigna. Animamos a las víctimas a que abandonen su silencio y educamos a los ciudadanos del mañana para que aprendan a resolver conflictos sin recurrir a la violencia", ha apostillado.

"Todas las mujeres víctimas de violencia de genero deben saber que cuando decidan poner fin al infierno en el que viven, contarán con el apoyo incondicional del Ayuntamiento y de toda la sociedad madrileña para comenzar una nueva etapa en sus vidas", ha zanjado, añadiendo que "cada mujer que sufre malos tratos es un fracaso de la sociedad".

COMPROMISO PERMANENTE

Para ello, el Consistorio ofrece su "compromiso permanente" con las víctimas de la violencia, un compromiso plasmado en la Declaración Institucional firmada por los tres grupos municipales y que será aprobada en el próximo Pleno.

En este documento, se recuerda que "esta lacra no deja de avergozarnos y de recordarnos que debemos redoblar los esfuerzos realizados para conseguir, más pronto que tarde, que ninguna mujer se vea expuesta a esa forma de dominio y control" y que, este año, además busca hacer del Ayuntamiento "altavoz a esas otras víctimas, ocultas, invisibles, colaterales, de esa sinrazón como son los hijos de las mujeres víctimas de malos tratos".

Por ello, el Ejecutivo local se compromete a "realizar cuantas acciones sean necesarias para implicar a toda la ciudadanía en la lucha contra la violencia de género", a dar asistencia social integral a las víctimas, a reforzar la formación de los profesionales municipales, a prestar atención psicológica a los menores, a implicar a la comunidad educativa y sociosanitaria en estos objetivos, a reforzar la formación preventiva de los niños en valores de igualdad, a visibilizar sus problemas y a ayudarles a reiniciar su vida.

Sin embargo, para cumplir estos objetivos hace falta dotación presupuestaria suficiente, tal y como han recordado las portavoces de la oposición que han intervenido en el acto, Milagros Hernández (IU) y Ángeles Álvarez (PSOE).

Ambas han recordado que la violencia contra las mujeres tiene muchas formas, y no sólo la física, porque también la 'feminización' de la pobreza, las vejaciones verbales o la discriminación salarial entran dentro de este fenómeno.

Hernández ha pedido así más recursos para el cumplimiento de la Ley Integral contra la Violencia de Género en todas sus facetas y ha añadido además que "el apoyo a la sociedad civil organizada es una necesidad que no puede ser violentada por las políticas de gestión presupuestaria".

"No es comprensible que las administraciones dificulten los programas de las asociaciones de mujeres, no es luchar contra la violencia de género retrasar y recortar las subvenciones que posibilitan su funcionamiento ni reducir los presupuestos destinados a igualdad Porque tanto daño provoca lo que se hace como lo que no se hace", ha añadido la edil.

Por su parte, Álvarez también ha reclamado "compromiso presupuestario y coherencia" entre las palabras de actos como el de hoy y las políticas reales de la ciudad, y ha recordado que "ya no vale el asistencialismo" a las víctimas, sino que "hay que intervenir en las causas reales de la desigualdad" para acabar con ella.

Así, ha reclamado ser "inflexibles contra el machismo más rancio" en todas las esferas de la vida, incluyendo por ejemplo las resoluciones judiciales sobre las medidas de protección a los hijos de los violentos que no pueden basarse en "una arcaica concepción de la paternidad biológica" sino que deben proteger a los menores.

Por último, la presidenta de la Comisión de la Mujer del Municipio de Madrid, Lourdes Hernández, ha alertado de que la violencia de género es una "pandemia" y de que constituye "la violación de derechos humanos más extendida", exigiendo así "implicación" en la lucha contra el fenómeno para que "Madrid sea una ciudad libre de violencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies