El Ayuntamiento estudia instalar cámaras de videovigilancia en Lavapiés, como las que ya existen en Montera y Ballesta

 

El Ayuntamiento estudia instalar cámaras de videovigilancia en Lavapiés, como las que ya existen en Montera y Ballesta

Actualizado 18/09/2008 16:54:30 CET

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid estudia implantar cámaras de viodeovigilancia en el barrio de Lavapiés, al igual que ya existen en la zona de Montera, Plaza Mayor y el triángulo de Ballesta, para aumentar la seguridad ciudadana de la zona y la calidad de vida de sus residentes.

Tras la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, señaló que el barrio de Lavapiés es uno de los espacios donde se está estudiando ubicar este "eficaz sistema que tan bien ha funcionado en otros lugares de la ciudad con problemas semejantes de calidad de vida de los vecinos por hábitos o conductos que deterioran la zona".

El proyecto, que todavía no es formal, se encuentra en una fase inicial de análisis, por lo que todavía no hay un plazo previsto de ejecución e implantación, por lo que se desconoce de momento dónde o cuándo se instalarían las cámaras.

Según señalaron a Europa Press fuentes del Ayuntamiento, el sistema de videovigilancia "siempre se instala en lugares donde hay una mayor sensibilidad con esta medida y que reúne una serie de características, como un alto índice de criminalidad". "Las estadísticas deben avalar esta necesidad, al igual que los vecinos y los comerciantes de la zona", agregaron.

Ya desde finales del mes de enero, agentes de la Unidad de Caballería de la Policía Municipal patrullan las calles de este barrio emblemático punto de la capital, con el fin de reforzar las labores de prevención, dentro del llamado Plan Lavapiés y es fruto de la reclamación vecinal.

EL RESPALDO LEGAL

En caso de aprobarse esta medida en Lavapiés, la Comisión de Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), órgano competente para supervisar la puesta en funcionamiento de las cámaras, procederá a evaluar los resultados y a elaborar un dictamen que será enviado a la Delegación del Gobierno que, finalmente, es la que podrá emitir la autorización.

La gestión de la videovigilancia se realizaría desde la Unidad Integral de Montera y contará, además, con el apoyo del Centro de Centralización e Integración de Circuitos Cerrados de Televisión de la Policía Municipal, en el que actualmente reciben las imágenes del Museo al Aire Libre de Eduardo Dato, de las Unidades de Policía Municipal y de las cámaras de control de tráfico y de la Plaza Mayor, Montera y el entorno del triángulo de Ballesta. La capacidad de almacenamiento de imágenes es de un máximo de siete días, al cabo de los cuales el vídeo se borra.

La instalación de cámaras de videovigilancia nació dentro del ámbito de la Ley de Vigilancia, por la que se regula la utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en lugares públicos y el Real Decreto 596/99, de 16 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en lugares públicos, en cuanto a la instalación de video grabación para prevenir hechos delictivos y garantizar la seguridad ciudadana.

Según el Ayuntamiento, para planificar las iniciativas anteriores también se tuvieron en cuenta los principios de proporcionalidad y adecuación a los objetivos propuestos, y la propia Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del que regula el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies