El Ayuntamiento de Madrid tiene que pagar 6 millones por 126.305 entradas como pago en especie "ilegal" por La Peineta

 

El Ayuntamiento de Madrid tiene que pagar 6 millones por 126.305 entradas como pago en especie "ilegal" por La Peineta

Estadio de la Peineta
EUROPA PRESS
Publicado 17/07/2017 14:06:51CET

"Las leyes de régimen local, presupuestario y urbanístico prohíben destinar el importe de la venta de suelo al pago de gastos corrientes", aclara Sánchez Mato

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha llevado a la comisión del ramo la aprobación de un crédito extraordinario de 6,2 millones de euros para hacer frente a las facturas recepcionadas por el Ayuntamiento, heredadas del gobierno del PP y "guardadas en un cajón", como pago en especie por 126.305 entradas del Atlético de Madrid, "sin soporte legal".

Este pago en especie fue recogido parcialmente en el convenio firmado en el año 2008 entre el Ayuntamiento y el club deportivo por el que se acordaba la venta al Atlético del estadio de La Peineta. A eso ha sumado que en el anexo V del convenio rubricado, el importe máximo a abonar en especie y con entradas era de 320.000 euros cuando ahora se encuentran facturas por importe de 6,2 millones de euros.

Ese suelo tenía una superficie de 88.150 metros cuadrados y una edificabilidad de 101.372 metros para enajenarse por 41 millones cuando finalmente el Gobierno de Ahora Madrid lo ha vendido por 60. Dicho suelo no se podía vender dado que el Plan General lo destinaba a dotaciones deportivas para los vecinos, es decir, era de uso público, pero dado que el club tenía interés en su compra, el anterior equipo de Gobierno firmó en 2008 ese convenio con el Atlético, que reconoce una concesión demanial a su favor para la utilización privativa del estadio para su uso deportivo.

INTENTONAS OLÍMPICAS

El convenio incluía la obligación de realización por el club de las obras necesarias para adecuar el estadio a su uso como estadio de fútbol. Lo hacía por 194,9 millones. Para poder vender el estadio, el Ayuntamiento debía modificar el planeamiento, compromiso que asume la anterior Corporación en ese convenio, y todo enmarcado en las tres intentonas olímpicas, que fueron abandonadas por la excaldesa Ana Botella en 2013.

"El Ayuntamiento se queda con un convenio del año 2008 en el que se concede un derecho de ocupación al club sobre una parcela. Pese a tener un problema, el anterior equipo decide no hacer nada y eso que en el año 2011 el anterior equipo modificó el Plan General y dotó a esta parcela de una edificabilidad de 50.128 metros más. Lo que debía haber hecho el equipo de gobierno anterior, al menos, era actualizar el valor de la parcela a su nuevo precio derivado de la nueva edificabilidad pero ni se molestó", ha criticado Sánchez Mato

"DESASTRE URBANÍSTICO"

Cuando Ahora Madrid entra en el Ayuntamiento se encuentra con "este desastre urbanístico", unido a que el anterior Ejecutivo acordó que parte del pago que el club tiene que abonar al Ayuntamiento por la adquisición de la parcela se hiciera en entradas para asistir a los partidos. Su importe era de 40 euros por cada una de ellas.

Y ahí es donde Sánchez Mato ha indicado que la ciudad se enfrenta a un problema legal de difícil solución dado que "el importe obtenido por la venta de bienes inmuebles sólo se puede destinar de acuerdo con la ley a bienes inmuebles y no a la adquisición de entradas, como había hecho el anterior equipo". "Todas las leyes de régimen local, presupuestario y urbanístico prohíben sin excepción destinar el importe obtenido por la venta de suelo al pago de gastos corrientes", ha remarcado.

El equipo del PP recibió hasta 126.305 entradas entre los años 2010 a 2014 por un importe de 6,2 milones. "Mientras tanto, el club va emitiendo facturas al Ayuntamiento de Madrid, facturas que se quedan en los cajones", ha aseverado el concejal de Ahora Madrid.

A eso ha sumado que en el anexo V del convenio rubricado, el importe máximo a abonar en especie y con entradas era de 320.000 euros cuando ahora se encuentran facturas por importe de 6,2 millones de euros.

"Cuando llegamos al Gobierno nos encontramos con un inmueble que no se puede vender, que no sirve para los madrileños pues es un estadio de fútbol, que no tiene accesos, con un montón de facturas en los cajones y con un problema legal de difícil solución: el importe obtenido por la venta de bienes inmuebles sólo se puede destinar de acuerdo con la ley a bienes inmuebles y no a la adquisición de entradas como había hecho el anterior equipo", ha apuntado el delegado.

6,2 MILLONES A ENTRADAS DE LOS 41

Carlos Sánchez Mato ha puesto el acento en que el anterior Ejecutivo, del PP, gastó parte de lo que obtendría de la venta deñ estadio en entradas para ir al fútbol, concretamente 6,2 millones de los 41,1.

Dado que el Atlético de Madrid entregó al Ayuntamiento 126.305 entradas durante los años 2010 a 2014 por un importe de 6,2 millones, como aparece en el expediente, el gobierno municipal "no puede más que cumplir con la obligación de pagarle los servicios que el anterior equipo dice que el club ha prestado".

"No podemos romper las facturas por las entradas y hacerlas desaparecer. Tenemos que pagarlas y, dado que no existe crédito para hacer frente a las mismas, hay que tramitar las correspondientes modificaciones de crédito para poder hacer el pago de las facturas que hay en los cajones de los años 2010 a 2014", ha lanzado el concejal de Ahora Madrid.

El titular de Economía y Hacienda ha animado al PP a que acuda al juzgado a interponer una querella si lo consideran conveniente pero que la obligación del Gobierno es abonar facturas que han sido recepcionadas por el Ayuntamiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies