El Ayuntamiento ofrece a la oposición consensuar un sistema objetivo que defina picos puntuales de alta contaminación

Contaminación Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 11/05/2012 15:59:50 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha ofrecido a los grupos de la oposición la posibilidad de consensuar la elaboración de un índice de estabilidad atmosférica, con criterios objetivos, que regule y marque el periodo de aplicación de respuestas ante periodos específicos de alta contaminación, como pudiera ser la limitación de tráfico.

Así lo ha transmitido el delegado de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos, durante su intervención en el Pleno extraordinario centrado en la calidad del aire de Madrid, para remarcar que dicho índice se basaría en conocer de manera clara las particularidades que influyen en la medición de partículas contaminantes, así como "testar" la aplicación de medidas para que "con el mínimo coste para los madrileños obtener el máximo beneficio" sobre la calidad del aire.

El delegado ha comentado que la posibilidad de hacer tanto el índice como el protocolo de respuesta asociado al mismo se basa en la voluntad de intentar solventar periodos puntuales de alta contaminación y definir las características específicas medioambientales que lo condicionan.

Además, ha remarcado que, en caso de que fuera viable esta medida y se alcanzara consenso sobre la misma, se articularía un método eficaz y con duración en el tiempo para combatir la contaminación.

De Guindos también ha comentado que la nueva tarifa del SER no tiene afán recaudatorio y que el incremento de ingresos, estimados en tres millones de euros, se dedicará íntegramente a acciones vinculadas a la calidad del aire, como es el caso de la promoción del uso de bicicleta (con más puntos de anclaje) o a las ayudas para la renovación de la flota de taxis.

PAUTAS BASADAS EN LA PROPOCIONALIDAD

Sobre el índice de estabilidad y el protocolo de respuesta asociado, fuentes municipales han remarcado que aún se está en fase recopilación de datos sobre los distintos condicionantes atmosféricos que influyen en los episodios alta contaminación puntual (como los niveles de presión atmosféricos o la humedad) y la viabilidad de la posible medida.

Además, indican que el protocolo de respuesta debe implicar actuaciones que sean eficaces para reducir la contaminación "considerablemente" y articular actuaciones de forma "inmediata" con un impacto proporcionado. Además, apuntan inicialmente que estaría pensado para zonas dentro de la M-30.

En este sentido, han añadido que un primer planteamiento se fundamenta en criterios de limitación o restricciones de circulación de vehículos, para añadir que su aplicación debería en una superficie suficientemente grande para notar el efecto de la medida.

No obstante, las citadas fuentes señalan que deben modularse los distintos escenarios posibles y los protocolos de actuación. Por ejemplo, aluden a que en dicha limitación de tráfico rodado se tendrían que tener muchas excepciones como la circulación de los vehículos públicos, las ambulancias o taxis, entre otros.

También señalan que aún debe considerarse el plazo de periodo de aplicación de las medidas de respuesta o las pautas de información a los ciudadanos, a los que se debe ofrecer datos con suficiente antelación y alternativas de movilidad.

Por ello, inciden el peso de "la proporcionalidad" en la evaluación de las actuaciones que se barajen, puesto que un "impacto socioeconómico" desmedido traería "rechazo social".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies