El Ayuntamiento ha pactado "límites" con la acampada "pacífica" de Cibeles

Actualizado 22/09/2015 11:01:14 CET

Muy diferente a la del "grupo nazi que invita al odio", el Hogar Social Ramiro de Ledezma, que ayer lesionó a dos policías

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha explicado este martes en la comisión del ramo que se han pactado "límites" que no se pueden trasgredir y que tienen que ver con los insultos con los miembros de la acampada "pacífica" contra la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza, a las puertas del Palacio de Cibeles desde finales de julio.

"Una cosa es que haya expresión de una visión política de las cosas en torno a una ley en la que se puede disentir y otra cosa es el insulto a las personas o a corporaciones", ha detallado el edil. Así, el pasado 6 de agosto su equipo tuvo conocimiento de un cartel con el acrónimo A.C.A.P. (All Cops Are Bastards, todos los policías son unos bastardos) y exigieron su inmediata retirada, algo que hizo la acampada.

Barbero ha aclarado que si no se hubiera retirado ese cartel no se les habría permitido continuar con la acampada "porque se trasgreden los límites y eso no se puede permitir", ha remachado.

La edil popular Carmen Castells le ha preguntado al delegado si la "ciudad amable" de la que hace gala el área en su presentación en la web municipal es compatible con "ocupaciones en la vía pública" haciendo "la vista gorda" ante "textos contra la Ley de Seguridad Ciudadana y ofensivos contra la autoridad". "Esto no es convivencia", ha reprochado.

Castells ha tildado de "lamentable espectáculo" el que se exporta desde la plaza de Cibeles, algo que "nada tiene que ver con el abrazo". La edil ha exigido al Gobierno de Ahora Madrid que actúen y no que dejen "engordar los problemas" ya que en las últimas horas han sido dos las acampadas en el centro de Madrid, la del Cibeles contra la Ley Mordaza y la de Sol, con miembros del colectivo ultraderechista Hogar Social Ramiro de Ledezma.

"Seguimos en contacto con ellos para pactar límites", ha contestado Barbero en relación a la acampada en Cibeles. En cuanto a la de los ultraderechistas, el edil ha lanzado que se trata de un "grupo nazi que invita al odio" y que ayer actuó "de manera violenta lesionando a dos policías", a diferencia de la de Cibeles. "Este otro grupo no tiene conductas violentas", ha remarcado.

También le ha recordado a la concejal del PP que son muchas las fotografías de protestas y acampadas "durante meses" a las puertas del Parlamento británico y del Capitolio. "Hay que buscar un equilibrio entre la libertad de expresión y el nivel correcto de convivencia", ha señalado.