El Ayuntamiento permitirá 'comercios domésticos' en el interior de las viviendas

Ayuntamiento de Colmenar Viejo
AYUNTAMIENTO DE COLMENAR VIEJO
Actualizado 27/12/2012 12:25:07 CET

Siempre y cuando no ocupen más de un 30% de éstas y no sean nocivos, insalubres o generen molestias a los vecinos

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Colmenar Viejo permitirá --una vez cumplidos los trámites y plazos legales exigidos por Ley-- la instalación de comercios domésticos en el interior de las viviendas siempre y cuando no ocupen más de un 30 por ciento de las superficie de éstas y no sean actividades nocivas, insalubres o que generen molestias a los vecinos, algo que controlarán e inspeccionarán los servicios técnicos municipales, ha informado el Consistorio en un comunicado.

"Lo que queremos es abrir una nueva puerta a la creación de empleo. Pensamos en aquellas personas que no pueden pagar el alquiler, luz, agua y el teléfono de un local para montar un negocio nuevo pero que son emprendedoras y realizan una actividad que les puede aportar un dinero en estos momentos de crisis. Con esta medida podrán trabajar desde casa como si ésta fuera la sede de su empresa y así ahorrarse esos gastos pero, eso sí, cumpliendo requisitos como darse de alta como autónomos y no generando en ningún caso molestias a los vecinos o realizando actividades nocivas o insalubres", ha explicado la concejala de Urbanismo colmenareña, Antonia García.

La edil hace hincapié en la labor inspectora que ejercerá el Ayuntamiento en este tipo de comercios para que todos ellos cumplan la normativa y las medidas correctoras que exigirá en caso de que se detecte alguna irregularidad.

"Aunque por regla general hemos fijado el 30 por ciento de la vivienda para destinarlo a comercio doméstico, tampoco cerramos las puertas a aquellos casos que superen ese porcentaje siempre que lo permita la ordenanza zonal de usos donde se ubique la vivienda", ha resaltado Antonia García.

Esta medida es una de las adoptadas por el Ayuntamiento tras desvincular las ordenanzas municipales del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para agilizar, flexibilizar y actualizar la política urbanística del municipio.

"Numerosos ciudadanos, empresarios y profesionales, como arquitectos, nos habían solicitado que modificáramos el PGOU porque éste, al cabo de los años, se ha convertido, en ciertos aspectos, en una herramienta muy rígida que impedía atender las nuevas demandas urbanísticas. Ahora, desvinculando el Plan de las ordenanzas municipales (mucho más ágiles y flexibles) podremos dar soluciones más inmediatas a los problemas que se nos vayan planteando porque podremos aprobar ordenanzas urbanísticas sin necesidad de modificar el PGOU, un trámite éste muy largo y más complicado", ha destacado la concejal de Urbanismo.

A pesar de esa desvinculación, García ha recalcado que el Plan General de Ordenación Urbana continuará siendo la columna vertebral urbanística del municipio, como en todas las Administraciones Locales, en el que quedan reflejados los parámetros técnicos básicos de aplicación en la política urbanística de la localidad.

Partiendo de ese principio, a partir de ahora el Ayuntamiento irá elaborando y aprobando ordenanzas urbanísticas que permitan regular mejor que hasta ahora aspectos relativos a seguridad, funcionalidad, armonía y equilibrio medioambientales, estética, ornato, calidad, conservación y utilización de edificios y demás construcciones e instalaciones.

Asimismo, otra de las consecuencias de la desvinculación entre ordenanzas y el Plan General es que se podrán cubrir vacíos hasta ahora existentes en este último.

"Nos hemos encontrado con problemas enquistados que perjudican a ciudadanos y empresarios porque el PGOU no define claramente la situación urbanística en la que se encuentran o porque hay un vacío normativo al respecto. A partir de ahora se llenarán esos vacíos porque se recogen definiciones concretas y claras acordes con la situación actual", ha indicado García.

Prueba de ello es, por ejemplo, la nueva clasificación de comercios minoristas aprobada, precisamente, a raíz de la reciente modificación del PGOU. Hasta ahora, esa clasificación sólo reconocía a 'comercios de barrio' como aquellos con una superficie de venta de hasta 500 metros cuadrados y a 'centros comerciales' como aquellos con una superficie mayor de 2.500 metros cuadrados. La nueva clasificación añade un nuevo tipo de comercio, el de 'ciudad', cuya superficie de venta está entre 500 y 2.500 metros cuadrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies