Ayuntamiento recuerda que es PSOE el que llevó a la empresa encargada de la limpieza a una situación "límite"

 

Ayuntamiento recuerda que es PSOE el que llevó a la empresa encargada de la limpieza a una situación "límite"

David Pérez
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 18:42:49 CET

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha señalado este miércoles que fue el Gobierno anterior, dirigido por el socialista Enrique Cascallana, el que llevó a la empresa Garbialdi, encargada de la limpieza de colegios y edificios municipales, a una "situación límite" al no pagar el dinero que le debía.

Esta empresa está en huelga desde el pasado lunes. Además, el Gobierno local aprobó hace un mes la suspensión del contrato que mantenía con la empresa y la instó a "reubicar" a los cerca de 100 trabajadores que se verán afectados por la rescisión durante un año del citado contrato.

El sindicato UGT denunció que con esta decisión, el Ayuntamiento iba a tratar de "cubrir la limpieza de los colegios y dependencias municipales con los funcionarios del Ayuntamiento", a la vez que ha aseguró que, detrás de ella, se esconde "el incremento de cargos de confianza que el PP ha contratado desde mayo de este año".

Preguntado por esta cuestión, el alcalde de Alcorcón ha negado la mayor diciendo que "no es cierto" y que, precisamente en la "esfera laboral", el Ayuntamiento se caracteriza por la "concertación, el acuerdo, el diálogo y el consenso" y que ha demostrado que "es capaz de entenderse con los sindicatos, a diferencia de ayuntamientos como el de Parla".

En este sentido, se ha referido al acuerdo que ha llegado esta semana con todos los sindicatos para mejorar las condiciones y reorganización de la Policía y "garantizar más vigilancia en las calles" o el que alcanzaron la semana pasada sobre los interinos "para evitar despidos en el Ayuntamiento".

En cuanto a la empresa de limpieza, cuyos trabajadores han estado con movilizaciones durante la semana, Pérez ha indicado que "es una empresa privada a la que el PSOE dejó a deber 2,6 millones de euros y esa deuda ha puesto en peligro la permanencia de esos puestos de trabajo".

"Son una empresa privada a la que este Ayuntamiento ha pedido que no despida a estas personas y las intente colocar en otra contrata", ha dicho Pérez, quien ha aseverado que la pregunta sobre estos puestos de trabajo "hay que hacerla" a la empresa y al PSOE, "que llevó a esa empresa a una situación límite".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies