El Ayuntamiento sacará a sorteo en 2010 los puestos de los pintores callejeros de la Plaza Mayor y alrededores

Actualizado 06/12/2009 13:05:22 CET

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid sacará a sorteo en 2010 la ubicación de los puestos de los pintores callejeros de la Plaza Mayor, de modo que se distribuirán los puntos exactos además de ampliarse a otros cinco más, que se expandirán a otros enclaves cercanos, como la Plaza de Oriente, confirmaron a Europa Press fuentes de la Junta Municipal de Centro.

El objetivo es regular la ubicación y número de pintores de la Plaza Mayor para reorganizar la situación y evitar "mafias" y "fraudes" como los que se producen actualmente en algunos casos, como exponía este verano el concejal-presidente del distrito Centro, Enrique Núñez. "Quiero acabar con el fraude, lo que quiero son pintores callejeros de verdad", argumentaba entonces el edil.

Y es que en la plaza conviven los pintores que tienen el beneplácito del Consistorio para estar en la Plaza Mayor, esto es, los que muestran su arte in situ, como los tradicionales caricaturistas o paisajistas, junto con los que, simplemente, se limitan a vender lienzos creados industrialmente y que, en muchas ocasiones, tienen su origen en Asia. También están los que se dedican a vender pinturas procedentes de galerías de arte.

El Consistorio madrileño tiene establecida una tasa desde hace años para regular los permisos de los pintores en la Plaza Mayor, disponible únicamente para 30 artistas. Los fines de semana la plaza se llena de turistas y, por supuesto, de pintores, aunque nunca superan la treintena que tienen el visto bueno del Ayuntamiento. Eso sí, ese número se reduce drásticamente los días de diario, no llegando entonces a la decena.

Eso es lo que tendrá en cuenta el responsable de Centro con la reordenación que ya tiene en mente, en definitiva, adaptar la situación al número real de pintores callejeros quedándose únicamente los que sí lo sean.

La nueva ordenación prevé buscar emplazamientos exactos en la plaza para cada artista y abrir la posibilidad para que se instalen en otros puntos turísticos clave del corazón de Madrid, como la Plaza de Oriente, la de Isabel II, la de las Provincias o en determinados tramos de Arenal.