Barbero pide perdón por tirar infraviviviendas en Cañada Real "que no se deberían haber derribado"

Jornadas sobre Cañada Real
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2018 20:31:40 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias de Madrid, Javier Barbero, ha pedido perdón por el reciente derribo de infraviviendas en Cañada Real dentro de un operativo liderado por Policía Nacional relacionado con desarticulación de puntos de droga porque "no se deberían haber derribado".

   Barbero, desde las I Jornadas sobre la Cañada Real organizadas en Vicálvaro, ha expuesto que el Ayuntamiento de Madrid apuesta por liderar un "cambio de perspectiva, el de los derechos humanos". En ese punto, el edil ha pedido "perdón y disculpas porque hubo una actuación recientemente en una parte de la Cañada donde no se hicieron bien las cosas".

   El delegado ha explicado que los policías nacionales, con órdenes judiciales, lideraron un operativo el pasado 13 de febrero de "búsqueda de determinados delincuentes, ayudados por la Policía Municipal, pero no se debería haber derribado determinadas viviendas porque algunas de las personas allí eran potenciales delicuentes y se les detuvo pero el derecho a vivienda es fundamental".

   El Ayuntamiento, como ha recordado, cuenta con un protocolo que establece que no se puede ejecutar un derribo sin un informe social y una alternativa habitacional aunque hay excepciones, como la de ese caso apuntado por el concejal. "Con una pequeña duda era suficiente para no hacer esos derribos", ha expuesto.

   "Hay que reconocer los errores y ver cómo solventar la situación para que en los derribos los mecanismos (desde el Ayuntamiento) los den determinados mecanismos y personas para que esto no vuelva a ocurrir", ha apostillado Javier Barbero.

LA "IRREVERSIBILIDAD" DEL PACTO

   El delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, ha explicado que se está trabajando para firmar con la Comunidad el convenio de realojo del Sector 6 --fuentes municipales han avanzado a Europa Press que podría firmarse en el mes de marzo-- y que se seguirá desarrollando el Pacto Regional consensuado para que tenga "cierto nivel de irreversibilidad", independientemente del partido en el gobierno.

   Murgui ha puesto en el centro "el consenso social, que es el que ha tirado del carro". Él, a diferencia del comisionado regional para la Cañada, José Antonio Martínez Páramo, no ha sabido si calificar el actual como un momento histórico para la Cañada porque dichos momentos con 'H' mayúscula se componen de pasos intermedios, donde radica la dificultad.

   También ha avanzado que para el centro sociocomunitario para la Cañada se optará por la colaboración público-social, con el tejido asociativo como protagonista, para ante las dos licitaciones declaradas desiertas.