Barbero siente "tristeza y frustración" por vivir en una sociedad que permite que Mbaye estuviera 14 años sin papeles

Publicado 22/03/2018 20:32:42CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha confesado sentir "tristeza y frustración" por vivir en una sociedad que permite que el senegalés fallecido en Lavapiés, Mmame Mbaye, llevara catorce años "sin papeles, huyendo a diario y con el pánico en el cuerpo".

El titular de Seguridad ha cargado en el Pleno contra los análisis políticos que "se alejan de la condición humana" porque "lo que está en juego son vidas" y "no se pueden sacar rentabilidades políticas con el sufrimiento ajeno".

Es como habitar en "dos ciudades distintas", una en la que se es sujeto de derechos humanos y otra que "te condena al ostracismo de no existir, de no ser nadie" sólo por no haber nacido en el país o tener un color de piel distinto. El concejal tiene la esperanza de que la muerte de Mmame Mbaye "no haya sido en vano".

En el Pleno no ha salido adelante la moción de urgencia de Ahora Madrid sobre lo sucedido en Lavapiés al tener el 'no' de PP y Cs y la abstención del PSOE. En ella reivindicaban la labor de la Policía Municipal y promovían la solicitud a la Delegación de Gobierno para que les facilite toda la información relativa al dispositivo desplegado el 15 de marzo en Lavapiés, concretamente en lo referido a la actuación en la Plaza Nelson Mandela y en el tiempo posterior con relación al ciudadano Aroma Diakhate.

Diakhate recibió el lunes el alta hospitalaria tras cuatro días después de recibir un fuerte golpe en la cabeza supuestamente propinado por un agente de la Unidad de Intervención de la Policía Nacional (UIP) durante los disturbios de la noche del jueves.