Barreda cree que PSOE tiene "margen de maniobra" para aprobar el Presupuesto pero ve una Legislatura "más complicada"

ep
Actualizado 16/08/2008 15:56:06 CET

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, aseguró hoy que es posible no poner en peligro "la estabilidad presupuestaria" en momentos de crisis económica y mantener la política social, por lo que rechazó tentaciones de hacer recortes en estas materias. "No se puede privatizar los beneficios y socializar las dificultades en los momentos de crisis", denunció.

Así se manifestó Barreda en declaraciones a Europa Press, en las que apostó por que el Gobierno mantenga el gasto social, aunque recordó que las competencias en bienestar social están transferidas y son responsabilidad de las Comunidades Autónomas. "Es lógico el compromiso de todos los gobiernos de España para que no sean los más necesitados los que paguen la crisis", agregó.

A su juicio, este planteamiento es compatible con una política económica que evite "la preocupación de una deuda excesiva". "Hay que mantener un equilibrio que siempre es difícil, pero para eso está la habilidad de los gobernantes, para mantener la credibilidad de los inversores, la confianza, no poner en riesgo el dinamismo de la sociedad", señaló.

Acerca de la posibilidad de reeditar acuerdos entre partidos políticos ante la crisis económica al estilo de los Pactos de la Moncloa, José María Barreda explicó que estos se firmaron en una "coyuntura histórica excepcional", muy diferente de la de ahora. "En la transición, o la democracia superaba la crisis o la crisis acababa con la democracia. Ahora no está en riesgo la democracia, la comparación no puede establecerse exactamente bien", expuso.

AYUDA DEL PP: BIEN RECIBIDO SI ES DE BUENA VOLUNTAD.

Al margen de esta consideración, sin embargo, el dirigente autonómico sí considera "beneficioso" en estos tiempos el espíritu de consenso que tuvieron aquellos pactos. "Siempre es útil el esfuerzo unitario, el trabajo compartido para superar la crisis, aportando todos una parte de sacrificio", defendió.

En cuanto a la oferta de ayuda que reiteradamente plantea el PP al Gobierno, José María Barreda afirmó que "cuando hay dificultades toda ayuda es bien recibida, si es de buena voluntad". Preguntado entonces si duda de la intención de los 'populares', respondió que no juzga si se trata de un "brindis al sol" o de un ofrecimiento sincero de colaborar para superar los problemas. "Necesitamos algo de tiempo para verlo, pero yo espero que sea de buena voluntad", dijo.

PACTOS DE LEGISLATURA.

José María Barreda reconoció que el PSOE afronta una legislatura "más complicada" en cuanto a los apoyos con los que cuenta en el Congreso y el Senado para sacar adelante sus proyectos, pese a haber mejorado los resultados en las pasadas elecciones generales.

Sin embargo, se mostró confiado en que serán posible acuerdos puntuales pero importantes, como el necesario para aprobar los próximos Presupuestos Generales del Estado. "Hay un margen de maniobra --afirmó--. Habrá que ver la cintura del propio grupo parlamentario y del Gobierno para conseguirlo".

El dirigente manchego reflexionó también sobre el peso de los partidos nacionalistas en las Cortes, preguntado por la posibilidad de reformar la legislación electoral para ajustar su representación a su peso en el conjunto del país. Un nuevo reparto de escaños, o la ampliación del número de diputados, mejoraría además el resultado de IU.

DUDAS SOBRE LA LEALTAD NACIONALISTA.

Según José María Barreda, la historia constitucional del país "es de esfuerzo permanente, leal y seguramente necesario de los grandes partidos nacionales para incorporar al Estado a los partidos nacionalistas de las Comunidades Autónomas". Argumentó que estos forman parte "importante" de sus respectivos territorios, en los que han gobernado o siguen gobernando, y defendió que se ha sido "extraordinariamente generoso" al buscar su complicidad.

"Pero los partidos nacionalistas no siempre han respondido con la lealtad que hubiese sido deseable y nos encontramos con situaciones que deberían estar superadas después de los años de práctica democrática", agregó a continuación.

Preguntado entonces si apuesta por reducir su peso en las Cortes, el dirigente socialista aclaró que no cree que sea "la medida más eficaz para conseguir su incorporación al Estado".

INMIGRACIÓN.

Una de las novedades electorales que el PSOE sí quiere llevar adelante en esta legislatura y antes de las próximas elecciones municipales, es que los inmigrantes puedan participar en la elección de los alcaldes y concejales. "La cuestión de fondo es que esas personas que están arraigadas, que son mucho más que fuerza de trabajo, participen en la conformación de decisiones ciudadanas. Puede tener aspectos positivos para su corresponsabilización", argumentó.

José María Barreda defendió que los inmigrantes cuya residencia en España es legal vean respetados sus derechos y que se endurezca al mismo tiempo las medidas contra la inmigración ilegal, a la que no se le deben dar "facilidades de ningún género", dijo. "Ha habido que hacer algún ajuste en la política mantenida anteriormente que me parece bien", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies