Botella dice que desde 2013 no se realizará gasto alguno que "no esté soportado por ingresos efectivos"

 

Botella dice que desde 2013 no se realizará gasto alguno que "no esté soportado por ingresos efectivos"

Pleno del Ayuntamiento de Madrid
EUROPA PRESS/AYTO. DE MADRID
Actualizado 30/10/2012 11:00:40 CET

"Los 400 euros que darían a las que iban a tener un hijo hizo que congelaran las pensiones", recrimina la alcaldesa al socialista Lissavetzky

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha avanzado que en el presupuesto de 2013 se aplicará "el criterio de caja", es decir, que "no se realizará ningún gasto que no esté soportado por ingresos efectivos", y ha asegurado que "se cumplirá el plan de ajuste para volver a la senda del crecimiento".

Asimismo, la primera edil ha detallado que los 118 millones extras que recibirá el Ayuntamiento por el aumento de participación en los ingresos del Estado se destinarán a "ponerse al día en el pago a proveedores para alcanzar una media de 30 días, al equilibrio presupuestario y a reducir la deuda", objetivos que no son "un fin en sí mismos sino requisitos para volver al crecimiento".

Botella ha contestado así al socialista Jaime Lissavetzky en un bronco debate en el que la bancada 'popular' ha llegado a jalear a la alcaldesa con golpes de apoyo en la mesa, lo que ha llevado al portavoz del PSOE a sugerirles que se calmaran y se tomaran "una tila". La regidora ha señalado que con ese incremento extra "no habrá aumento de gasto".

La respuesta no ha sido del agrado de Lissavetzky, que ha defendido que la "austeridad debe ir acompañada por el crecimiento, como dice la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional". Lo que pide el socialista es que esos 118 millones "no vaya a los bancos sino a los ciudadanos" ya que en el presupuesto actual el 22 por ciento -uno de cada cinco euros- van a parar al pago a los bancos. "La deuda no es una plaga de Egipto, la han creado ustedes", ha recriminado.

También ha preguntado a la alcaldesa si realmente tendrá que destinarse esos 118 millones extras a ponerse al día con los proveedores porque "no se va a cumplir el plan de ajuste o tienen facturas en los cajones". "¿Quieren batir el record Guiness de los recortes y el pago a los bancos? Se olvida de los ciudadanos, apelo a su conciencia porque los recortes no son la única solución", ha concluido Lissavetzky.

Ante esto, Botella ha confesado que se ha quedado "pasmada" ya que Lissavetzky formaba parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, quien hizo "el mayor recorte de la historia de la democracia reciente", además de ser la primera vez que "se congelaron las pensiones". "Los 400 euros que darían a las que iban a tener hijo hizo que congelaran las pensiones, ha recriminado la alcaldesa al socialista Lissavetzky.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies