Botella niega truco financiero alguno y espera que 2015 finalice superando los 3.000 millones menos de deuda

Ana Botella
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2015 10:03:43CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha negado este jueves que haya hecho uso de truco financiero alguno ya que solamente ha aplicado el principio de que no se puede gastar más de lo que se ingresa, lo que lleva a que a finales de año el Ayuntamiento supere los 3.000 millones de euros menos de deuda a pagar.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, la primera edil ha contestado que "ninguno" cuando se le ha preguntado si ha empleado algún truco financiero defendiendo que las cuentas demuestra "absolutamente la realidad".

En pocos días se conocerá el superávit del Ayuntamiento en 2014, lo que permitirá "pagar más deuda" y, por lo tanto, reducir el abono de intereses, aumentar las inversiones (este año con 355 millones) y dejando "oportunidades para los que vienen después".

Todo ello después de que el Consistorio arrastrara déficit durante años, incluso en los dos últimos ejercicios de José María Álvarez del Manzano, cuando el Ayuntamiento "tenía poca deuda pero los ingresos corrientes no cubrían el gasto corriente".

Botella ha echado mano de uno de sus ejemplos más empleados, el de la familia, que se endeuda para comprar una vivienda. Trasladado al Consistorio, la regidora ha defendido que con la deuda se ha podido disfrutar de una importante transformación urbana.

"Hemos disminuido el déficit primario y la ciudad funciona con 500 millones de euros, con superávit contable y remanente de caja", ha sacado pecho. Así, cuando deje el Ayuntamiento se contabilizarán hasta 3.000 millones menos de deuda mientras que cuando llegó a la Alcaldía eran casi 9.000.

En cuanto a la presión fiscal, Botella ha reconocido que durante una década el Ayuntamiento "ha subido de manera ininterrumpida los impuestos", lo que ha permitido esa transformación urbana, y que ahora toca bajarlos.

Ejemplos son la eliminación de la Tasa de Basuras, la congelación del IBI para tres de cada cuatro viviendas y la reducción de la Plusvalía intervivos y mortis causa. Se resume en un 10 por ciento menos de impuestos y 345 millones que se quedan en los bolsillos de los madrileños, que es "donde mejor están".

Las declaraciones se produce poco antes del balance que hará sobre sus tres años como alcaldesa. Ha adelantado que, más que hablar bien de ella, lo hará de los madrileños, que "han sabido aguantar la crisis", de los funcionarios, de su equipo de Gobierno y de los concejales, ya que entre todos han conseguido los objetivos que se marcó cuando tomó posesión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies