Botella pedirá al Gobierno retirar incentivos fiscales a la compra de vehículos diesel para combatir la contaminación

 

Botella pedirá al Gobierno retirar incentivos fiscales a la compra de vehículos diesel para combatir la contaminación

Ana Botella
EP
Actualizado 27/01/2011 14:18:13 CET

PSOE e IU critican que el Ayuntamiento ha tenido 11 años para ajustarse a la directiva y que pedir una moratoria sea la única solución propuesta por el Gobierno municipal

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, ha anunciado este jueves que presentará una proposición en el Pleno de febrero para pedir al Ministerio de Medio Ambiente la retirada de los incentivos fiscales a la compra de vehículos diesel para combatir la contaminación atmosférica en la capital, donde se superan los niveles máximos de dióxido de nitrógeno (NO2) marcados por la directiva europea.

Así lo ha anunciado durante el Pleno ordinario de este mes, en el que tanto PSOE como IU han presentado sendas proposiciones con medidas para combatir este fenómeno, después de que la propia delegada reconociera la semana pasada que se superan los niveles --aunque sin llegar a ser nocivos para la ciudad según ella-- y anunciara que se pedirá una moratoria a la Unión Europea para cumplir la legislación.

En concreto, la portavoz de IU en la materia, Raquel López, ha criticado que Botella se escude en el Gobierno central para desvincularse de sus responsabilidades porque "el Ayuntamiento de Madrid también da bonificaciones por vehículos diésemos", algo que la delegada ha negado tajantemente.

Además, la edil de IU ha señalado que sus propuestas pasan por una reordenación del tráfico, del restablecimiento de la red de medición, cortar el tráfico de manera preventiva donde haya niveles nocivos para la salid, que se reúna el Consejo de Calidad del Aire, que se informe a los ciudadanos de los índices de contaminación, y que se apruebe un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) "con lógica y para el beneficio de los vecinos".

Además, han pedido que se instale el sistema de préstamo de bicicletas en los intercambiadores de transportes, que se desarrolle el Plan Director Ciclista y se continúe con la construcción de carriles-bici, que se incrementen los carriles exclusivos para autobuses y que se impulse el transporte público.

Por su parte, su homólogo en el PSOE, Pedro Santín, ha pedido la "aprobación urgente" de un Plan de Saneamiento Atmosférico que incluya "medidas serias, rigurosas y efectivas" para reducir tanto el NO2 como las partículas en suspensión, así como una modificación de la ubicación de la actual red de medición y vigilancia de la calidad del aire, situando las estaciones en "lugares representativos de la contaminación para tener una medición más cierta, fiable y ajustada a la realidad".

Asimismo, ha considerado que "si el tráfico rodado en Madrid genera el 80 por ciento de las emisiones, habrá que actuar sobre él, y la única solución pasa por reducir el paso de vehículos por el centro de la ciudad".

ONCE AÑOS PARA CUMPLIR

Además, los dos portavoces de la oposición han criticado la actitud que el Ejecutivo local, en particular Botella, ha mantenido con respecto a este tema. Así, López ha preguntado "qué ha pasado, que hace seis meses se decía que aquí se respiraba como en Los Alpes y ahora parece que hay un problema de contaminación".

A renglón seguido, le ha recordado a la delegada que sabe desde hace once años que en 2010 tenía que cumplir los niveles que marca la directiva europea, y "ahora dice que Madrid está contaminada, pero poco". "Esto es una tomadura de pelo (ante) el problema ambiental más grave de la ciudad", ha reprochado.

Asimismo, se ha preguntado "qué ha pasado con la Estrategia de Calidad del Aire" y le ha espetado a Botella que tanto la Comisión Europea como el Ministerio y la Fiscalía de Medioambiente le han recordado que "la salud de las personas tiene que estar por encima de las moratorias".

LA MORATORIA NO ES UNA SOLUCIÓN

Por su parte, Santín se ha preguntado qué más va a hacer el Consistorio para solucionar el problema, más allá de pedir una moratoria. "Ya no hay disculpas que valgan, estamos obligados por una ley estatal y por una directiva europea a hacer algo. Y lo que más me sorprende es que el Gobierno municipal no presenta medidas concretas para reducir la contaminación, sino que parece que sólo les interesa ganar tiempo con una moratoria", ha criticado.

Así, ha reprochado que el Ejecutivo local "pretende reducir el problema a una cuestión administrativa sobre si les sancionan o no" y ha recordado a Botella que para que se le autorice la moratoria "tiene que presentar un plan creíble" para reducir la contaminación.

Asimismo, se ha preguntado "por qué sigue existiendo el problema" si, como alega la delegada, se han tomado medidas", y ha recordado a Botella que su reconocimiento de que se superan los niveles máximos permitidos "conlleva la obligación legal de adoptar medidas para rebajar los índices" porque los ciudadanos "podrán llevar al Ayuntamiento ante los tribunales y exigirle responsabilidades".

"Ustedes nos han estado tomado el pelo y ahora tenemos que escuchar sus gracias de que es imposible cumplir la directiva, que las zonas de bajas emisiones no son funcionales para reducir la contaminación, que los niveles no perjudican a la salud o el ejercicio de cinismo que les descalifica a ustedes mismos de decir que la culpa es del Gobierno de la Nación. ¿Por qué no reconoce su fracaso en la lucha contra la contaminación atmosférica?", ha zanjado.

SÓLO ES NO2

Por su parte, Botella ha rechazado contestar a las "impertinencias" y "descalificaciones" de la oposición y ha defendido su trabajo al frente de la Concejalía, señalando que desde 2003 se ha reducido el NO2 un 11,5 por ciento, las PM10 un 15 por ciento, las PM2,5 un 29,4 por ciento, el Benzano un 36 por ciento, el monóxido de carbono (CO) un 42 por ciento y el dióxido de azufre (SO2) un 18 por ciento.

"Madrid ha reducido todos los niveles de contaminación desde 2003 y cumplimos todos los niveles menos el de NO2", ha reconocido, añadiendo que, en cualquier caso, la directiva europea es " tan exigente que ninguna ciudad española o europea la cumple", ni siquiera Barcelona "donde gobierna el PSOE desde que el mundo es mundo", o los Países Bajos, donde "van en bicicleta".

Con respecto a la ubicación de la Red de Vigilancia, la concejala ha asegurado que "hoy es mucho más precisa y cualificada", además de haber sido "la primera de España en adaptarse a los criterios europeos y que contó con el visto bueno de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Medio Ambiente". "A usted le gustaba la primera red; yo le voy a dar una foto de la primera con todas las antiguas estaciones", le ha dicho a Santín.

"Hasta el presidente de Ecologistas en Acción, que no es un topo del PP en el mundo de las organizaciones ambientales, declaró que estaba dimensionada para una población de 6 millones de habitantes, que aún no hemos alcanzado", ha añadido, ante lo que Raquel López le ha pedido que "deje de contar cuentos" porque le "escandaliza" esa afirmación.

Además, la delegada ha defendido las medidas en materia de reordenación del tráfico, de información sobre los niveles de contaminación, de fomento del transporte público o de uso de energías renovables en diferentes ámbitos que ha llevado a cabo el Consistorio en los últimos años, y ha negado también que existan zonas donde hay niveles nocivos para la salud en toda la ciudad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies