Bravo asegura que los ciudadanos no pagarán la tasa de Bomberos sino que lo harán los seguros por el 5% de las primas

Comisión De Hacienda Del Ayuntamirnto De Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 17:38:19 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo, ha asegurado este jueves durante la comisión ordinaria del ramo que los ciudadanos no pagarán la nueva Tasa de Bomberos, que sustituirá a partir de su aprobación en el Pleno de la próxima semana a la contribución especial, sino que esta tasa gravará a las entidades aseguradoras con un 5 por ciento de las primas que cobren.

Tras el anuncio del Consistorio de que cambiaría la contribución especial del Cuerpo de Bomberos, los tres grupos de la oposición presentaron sendas preguntas ante la comisión para interesarse por este asunto. Así, Bravo ha aprovechado para explicar que el cambio se justifica en dar "mayor seguridad jurídica y económica a la imposición que grava este hecho".

Y es que, según el delegado, la tasa "fija mejor la manera de tributación" por este hecho de lo que lo hacía la contribución especial, que obligaba a firmar un concierto anual con la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), mientras que la tasa "queda amparada por la Ley de Haciendas Locales y y por la ordenanza".

"La contribución especial surge como consecuencia de la instalación, ampliación o mejora del servicio de extinción de incendios. La tasa que vamos a aprobar en el próximo Pleno fija el hecho imponible en el mantenimiento del servicio de emergencias de los bomberos, así que la obligación de contribuir es por la existencia y disponibilidad permanente del Cuerpo de Bomberos para actuar en situaciones de riesgo", ha señalado.

Así, ha explicado que las aseguradoras se benefician de la existencia del Cuerpo de Bomberos porque "disminuye las indemnizaciones que tienen que pagar a los asegurados en caso de siniestro" ya que su intervención permite atajar los destrozos que ocasionan los fuegos y, así "reducen el coste" que estos sucesos suponen para las aseguradoras.

Por eso, con el cambio a tasa las entidades aseguradoras deberán seguir pagando un 5 por ciento de todas las primas que cobren de todos los inmuebles de la capital que estén asegurados. Además, la tasa se ha fijado "atendiendo al coste del servicio, estableciendo la cobertura en el 35 por ciento, que es como se entiende que deben contribuir las entidades aseguradoras a sostener los gastos del Ayuntamiento por ese concepto".

NO LA PAGARÁN LOS MADRILEÑOS

Asimismo, Bravo ha reiterado hasta en media docena de ocasiones que el cambio en el tipo del gravamen no supondrá ningún gravamen adicional para los madrileños, ya que en la propia ordenanza que regula la tasa se especifica que deberá ser abonada por el "sustituto del contribuyente", en este caso las entidades aseguradoras.

"Nada ha cambiado ni cuantitativamente ni en cuanto a las obligaciones al pago. Sólo nos adecuamos más a la realidad jurídica y al hecho objeto de gravamen", ha insistido el responsable municipal, añadiendo que también podría "exigirse a los propietarios de los inmuebles que no tengan una prima de seguro contratada", y que suman algo más del 8 por ciento de los edificios de la capital.

Sin embargo, Bravo ha señalado que esos inmuebles han quedado "excluidos" del pago de la tasa, ya que la fórmula que utilizaba el Consistorio madrileño hasta 2004 para estos casos --que suponía girar un recibo de entre 70 y 80 euros cuando se acudía a una incidencia-- hacía la recaudación "prácticamente imposible" y provocaba que los "costes en los que incurrían los servicios tributarios fueran más elevados que el concepto".

MUCHOS AÑOS DE INSEGURIDAD

Sin embargo, la portavoz municipal del PSOE, Noelia Martínez, ha aprovechado su intervención para ironizar con las razones esgrimidas por el Ejecutivo local para el cambio de gravamen. "Hemos vivido en esta situación de inseguridad económica y jurídica muchos años, han tenido muchos años para darse cuenta de ello, ¿no?", se ha preguntado.

A renglón seguido, ha negado que "nada cambie" con esta aprobación de tasa, tal y como defiende Bravo, porque "el contribuyente es al que va dirigida" y ahora todos los ciudadanos "son sujetos pasivos, cuando antes era una contribución especial".

"A lo mejor se puede relacionar (el cambio) con que (lo recaudado con la contribución especial) se podía destinar sólo a gastos de inversión. Es posible que ésta sea la razón, porque la otra no es creíble", ha insistido, añadiendo que para los socialistas, la redacción de la ordenanza que regula la nueva tasa "abre la puerta a que puedan ser los ciudadanos quienes tengan que sufragar los gastos", por mucho que se incluya que son las aseguradoras las que los sustituyen como contribuyentes.