La Brigada de Información de la Policía Nacional investiga el origen de los disturbios de anoche en Lavapiés

Disturbios en Lavapiés (Madrid) tras la muerte de un mantero
REUTERS
Actualizado 16/03/2018 11:18:45 CET

Fotos y vídeos de los disturbios en Lavapiés (Madrid)

Todas las reacciones y la última hora tras la muerte del mantero 

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Grupo XXIII de la Brigada de Información de la Policía Nacional está investigando el origen y las circunstancias de los disturbios ocurridos anoche en el madrileño barrio de Lavapiés tras la muerte por un infarto de un mantero senegalés, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los incidentes, en los que hubo quema de contenedores y vehículos, robo en una oficina bancaria, destrozos en comercio y mobiliario urbano y lanzamiento de ladrillos, piedras y otros objetos a la Policía, terminó con 6 detenidos de nacionalidad española, entre ellos una mujer y un menor de edad. Entre ellos no hay ningún senegalés.

No obstante, puede haber más detenidos, ya que la Policía está investigando ahora las cámaras de seguridad --algunas rotas a propósito por algunos alborotadores-- de la zona de los que participaron en la revuelta, que terminó con controles y cargas policiales y con lanzamiento de pelotas de goma por parte de los 'antidisturbios'.

Los agentes de la Brigada de Información, encargada de los grupos violentos y bandas latinas, están ahora comprobando los antecedentes de los arrestados. Todo apunta a que se trata de grupos antisistemas, que fueron convocados por redes sociales a raíz de la concentración espontánea en la calle del Oso y plaza Nelson Mandela de compañeros del mantero fallecido.

ENFRENTAMIENTOS ENTRE GRUPÚSCULOS DE ALBOROTADORES Y VECINOS

Además, según apuntan las mismas fuentes, frente a las primeras protestas "erráticas y descoordinadas" de los senegaleses, el grupo de antisistemas que vino después se caracterizaba por llevar la cara tapada y perpetrar "acciones coordinadas tendentes a provocar a la Policía y a generar confusión entre los concentrados", según las mismas fuentes.

De hecho, hubo momentos de tensión, conatos e incluso algún enfrentamiento entre grupúsculos de concentrados y entre alguno de estos y vecinos de la zona, que aunque apoyaban el duelo por la muerte del mantero criticaban el vandalismo provocado a las puertas de su casa "por personas ajenos al barrio", señalaban los vecinos.

Uno de los momentos de mayor tensión entre los propios manifestantes ocurrió cuando en torno a la medianoche cuando un grupo de jóvenes entró en una sucursal bancaria incendiada en la calle Ave María y se llevaron varas televisiones. "No aprovechéis esto para robar", les espetó uno de los vecinos. Además, la toma de imágenes de la escena provocó una pelea entra varios individuos.