Cae una red que explotaba sexualmente a mujeres nigerianas en Marconi atemorizándolas con ritos vudús

Cristina Cifuentes
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN MADRID
Actualizado 17/12/2013 22:41:22 CET

Estaban obligadas a pagar 3.000 euros mensuales a sus tratantes para saldar una supuesta deuda de 60.000 euros

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado una red dedicada a la explotación sexual de seis mujeres nigerianas en el polígono Marconi, una de ellas menores, que eran atemorizadas con ritos vudús, según ha informado este viernes en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, el jefe Superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández Díez y el jefe de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de esta Jefatura, Ángel Olmedo.

La investigación comenzó el pasado mes de abril cuando los agentes detectaron que varias mujeres nigerianas podrían estar ejerciendo la prostitución bajo coacciones en dicha zona.

Tras llevar a cabo las primeras pesquisas se pudo comprobar que una de estas mujeres, conocida como la 'Mami', era la encargada las labores de control, vigilancia y recaudación del dinero que el resto de mujeres debían entregar a la organización.

Los agentes también pudieron averiguar que las víctimas, de entre 17 y 21 años, eran captadas en sus pueblos natales con la promesa de mejorar su situación en Europa, pasaban a Senegal en autobús y entraban en el espacio Schengel por París y luego pasaban a España, donde eran sometidas a rituales de vudú, "lo que generaba gran miedo y amenaza" y se comprometían a la devolución de una supuesta deuda por el viaje de entre 50.000 y 60.000 euros.

El vudú era realizado primero en Nigeria y luego en España con vello público, uñas de los pies y de las manos, además de las amenazas a las familias.

El jefe superior de la Policía ha explicado que la dificultad para llegar a los cabecillas de la organización por parte de los investigadores fue máxima, ya que las mujeres eran reacias a facilitar cualquier tipo de información por miedo a posibles represalias contra ellas mismas o algún miembro de su familia.

Finalmente fueron localizados y arrestados, en la localidad madrileña de Parla, tres hombres y tres mujeres, quienes fueron puestos a disposición judicial, que decretó su ingreso en prisión sin fianza.

Igualmente se registraron dos domicilios y dos establecimientos en esa misma localidad, en los que la Policía requisó un portátil, cuatro pasaportes de Nigeria, doce teléfonos móviles, documentación bancaria, 3.480 euros en efectivo y otros efectos.

Paralelamente, fueron liberadas seis mujeres, con una documentación falsificada en la que figuraba como mayor, que estaban siendo explotadas por este grupo de proxenetas. Además, recibían castigos físicos y psicológicos.

Las mujeres liberadas mayores de edad han sido puestas en manos de diferentes organizaciones no gubernamentales especializadas en este tipo de casos como APRAMP para ser ayudadas y la menor de edad está ingresada en un centro de acogida de carácter público para su atención.

Por otra parte, se están investigando propiedades de Nigeria y cuentas bancarias que aparecieron en los registros efectuados, así como en establecimientos de envío de dinero.

'MODUS OPERANDI' DE LA RED

Cuando las mujeres llegaban a España la organización les retiraba el pasaporte y les facilitaba otro con datos ficticios o incluso de otra persona con la que guardaran cierto parecido físico. Las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución de las seis de la tarde a las ocho de la madrugada del día siguiente.

En este caso, cuatro de las víctimas vivían en los domicilios de los responsables del grupo, incluso con los propios bebés de las proxenetas, mientras que dos de ellas residían en una cercana habitación alquilada.

Además se las instruía debidamente para solicitar asilo con los datos ficticios que les habían proporcionado. En su destino final y bajo el control de la 'Mami' fueron informadas del verdadero propósito de su viaje, ejercer la prostitución para pagar la deuda generada por su traslado a nuestro país. En alguna ocasión fueron trasladadas a Vitoria o Córdoba, donde ejercieron durante pocos días la prostitución.

DELITO "REPUGNANTE"

Cifuentes ha recordado que el "terrible" delito de trata de blancas castiga especialmente a las mujeres y además confluyen algunos factores que lo hacen "repugnante y rechazable" porque sus víctimas se convierten "en esclavas en pleno siglo XXI porque se vulneran con crueldad los derechos más fundamentales que tienen como personas".

La delegada, que ha felicitado al jefe superior por la operación policial, ha señalado que es "un compromiso" del departamento que dirige evitar que los grupos criminales que se dediquen la trata ejerzan esta actividad ilícita en lugares como el polígono Marconi, "en cumplimiento con lo comprometido con los ciudadanos de Madrid y más concretamente con estos vecinos".

"Vamos a seguir trabajando, cumpliendo con nuestros compromisos de erradicar la trata y evitar los perjuicios que sufren además los vecinos en determinadas zonas de Madrid muy castigadas por esta lacra. Hoy hemos dado un paso muy importante en este sentido", ha dicho.

Cifuentes ha manifestado que la presencia policial en Marconi ha sido continuada desde hace más de un año. De hecho, ha revelado que anteayer recibió una carta de la asociación de vecinos 'Resina' del polígono Marconi en el que agradece el "agradecimiento y la satisfacción" por el trabajo de la Policía Nacional.

"Es la primera vez que las calles se están viendo libres de las familias que controlan a los ciudadanos y por primera vez los chavales que viven allí pueden volver a recuperar los espacios. Y nos trasladan la alegría de vecinos y empresarios porque la zona está sufriendo un cambio espectacular y esperan que las nuevas leyes en tramitación ayuden a erradicar de forma definitiva el problema. Además, los niños están dejando de ver en las aceras del barrio de una manera explícita sexo y escenas propias de películas pornográfica, dicen en la carta", ha transmitido la delegada.

El jefe superior de la Policía en Madrid ha destacado que es un "fin prioritario" luchar contra este tipo de delitos y también ha señalado la "insistencia pertinaz" de la delegada para tratar de movilizar todos los recursos para paliar un problema "grave". "Es un fin prioritario para todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha añadido, al tiempo que ha agradecido la labor de la Policía Municipal a través de control de documentaciones.

Por su parte, el jefe de la Brigada de Extranjería considera "muy necesaria" en estos casos la cooperación internacional. "Debemos explotar al máximo las investigaciones en España, que no terminen aquí", ha dicho. De hecho, una de las proxenetas detenidas en ese momento tenía un billete de vuelta a Alemania, ya que sólo venía a España para recaudar dinero.

Ángel Olmedo ha afirmado que se han conseguido más de 6.000 identificaciones, se han detenido por la Ley de Extranjería a 53 personas, y se han detectado 123 proxenetas y se ha ofrecido a todas las posibles víctimas de trata que le ley concede. Asimismo, ha agradecido el trabajo del Grupo VIII, capaz de convencer a las víctimas para que denuncien.

#CONTRALATRATA

La Policía Nacional presentó en abril el Plan Policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, con la puesta en marcha de una campaña para ofrecer medios para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas.

Estas vías ofertadas son el teléfono gratuito -900.10.50.90- el correo electrónico trata@policia.es que preservan la confidencialidad de sus usuarios. Otra novedad es la integración de una página web dentro del portal de la Policía (www.policia.es/trata) que sirve de canal adicional de información sobre este delito; además de la puesta en marcha del hastag #contralatrata en la campaña de concienciación que tiene lugar en redes sociales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies