Las calles de Madrid se unen al fenómeno 'Shoefiti' y lucen pares de zapatillas colgadas en sus cables de luz

Actualizado 16/08/2008 17:30:10 CET

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Madrid ha sido una de las últimas ciudades en sumarse al fenómeno 'Shoefiti', un movimiento extendido por medio mundo que consiste en colgar pares de zapatillas o de zapatos en los cables de luz o en los de telefonía por motivos tan dispares como recordar una muerte, anunciar una boda o señalizar el lugar en el que se vende droga.

Mitad arte mitad leyenda, el 'Shoefiti' se puede observar ya en algunas calles del distrito de Usera, en la zonas de Pueblo Nuevo o Quintana, Tetuán, en Ciudad Lineal, o en determinados municipios como Móstoles.

Este fenómeno, que tiene réplicas en Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda, Argentina, México, Ecuador, Italia o Irlanda, nació en las zonas urbanas de Estados Unidos y Canadá. En un principio se decía que esta práctica fue creada para señalizar los lugares en los que se vendía droga o para recordar a los jóvenes pertenecientes a bandas latinas que habían sido asesinados en alguna refriega.

Pero éstas no son las únicas explicaciones que se le da al fenómeno. Hay quien piensa que el lanzar zapatos o zapatillas a los cables de luz o de teléfono tiene que ver con la celebración del fin del curso escolar, con un anuncio de boda o simplemente con el hecho querer dejar una huella personal en la ciudad.

Algunos barrios americanos suelen emplear esta práctica para recordar a alguien que ha fallecido recientemente, para lo que lanzan sus zapatos a las ramas de un árbol con la creencia de que cuando su espíritu vuelva pueda caminar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies