Las cámaras de vigilancia de Lavapiés detectaron el pasado año más de 4.100 incidentes

Enrique Núñez
AYUNTAMIENTO DE MADRID/ EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2014 16:20:00CET

El delegado señala como principal problema la ocupación de inmuebles en los que es conocido el tráfico de drogas

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las cámaras de vigilancia instaladas en el entorno de Lavapiés detectaron el año pasado un total de 4.106 incidentes, el 26 por ciento de los registrados en el barrio, mientras que sus imágenes fueron empleadas por la Policía para completar 387 investigaciones, como ha detallado este miércoles el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, en la comisión del ramo.

Estas cámaras han contribuido a que "hayan bajado bastante los índices de delincuencia" del entorno aunque el principal foco de problema de la zona se encuentra en las ocupaciones ilegales o, más bien, "en las reocupaciones de aquellos que ocupan para después subarrendar a quienes buscan delinquir con el tráfico de drogas".

El problema se agrava entonces ya que la Policía, como ha recordado el titular de Seguridad, "no puede acceder a un inmueble, a pesar de que tenga conocimiento de que en el interior puede producirse alguna actuación delictiva". Sólo con autorización judicial podrían entrar, por lo que el delegado ha instado a los propietarios de los inmuebles a denunciar la ocupación ante la autoridad judicial para que puedan iniciarse los mecanismos que permitan llegar al lanzamiento judicial.

Eso es lo que se hizo con las entidades bancarias dueñas de los inmuebles de los números 4 y 6 de la Plaza de Lavapiés, donde los vecinos, como ha expuesto el PSOE, han denunciado la inseguridad en la que viven a raíz del trapicheo de droga que se produce en el interior de algunas viviendas. Las denuncias de los bancos ya se han presentado y se está a la espera de la resolución judicial, ha apuntado Núñez.

Asimismo, el delegado ha apuntado que la zona tiene a su disposición las unidades policiales del distrito, las de la central de seguridad, la unidad de investigación judicial, el escuadrón de caballería y la sección canina. A eso se suma una línea de colaboración conjunta con la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM) en lo que se refiere a las ocupaciones y plena colaboración con la Policía nacional. También ha señalado que ha dado órdenes de intensificar la vigilancia de la zona.