Los 'caminos escolares' permitirá a los alumnos ir al colegio en grupo y sin adultos

Actualizado 22/10/2010 14:18:24 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los 'caminos escolares' permitirá a los alumnos del municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid ir al colegio en grupo sin la necesidad del acompañamiento de adultos, en un programa al que se han unido hasta ahora dos colegios públicos, Las Cigüeñas y Los Almendros, y que comenzará en enero de 2011, según ha informado el Ayuntamiento de la localidad.

Esta iniciativa, que ya se desarrolla en Barcelona, San Sebastián y numerosas ciudades de Canadá, Dinamarca, Australia o Francia, contará con la vigilancia de voluntarios, dotación policial para garantizar la seguridad vial, la adaptación de tramos y la adecuada señalización de los mismos, para la cual se realizarán encuestas a través de los centros para determinar las rutas escogidas para ir a la escuela.

De esta forma, los alumnos y alumnas de primaria, de seis a doce años, podrán acudir al colegio cada mañana y regresar de él a sus casas en grupo y sin compañía de personas adultas. Los estudiantes de mayor edad se encargarán de cuidar de los más pequeños.

La primera fase de este proyecto, que el Consistorio considera "uno de los más importantes" que lleva a cabo en este curso, se concreta en la sensibilización de la comunidad educativa, especialmente a las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPAS) y las direcciones educativas de los 16 colegios sostenidos con fondos públicos, y la realización de encuestas para determinar los caminos utilizados por los escolares para llegar a su centro.

PRESUPUESTO PARA ADAPTACIÓN DE 125.000 EUROS

Con la información recabada se procederá a habilitar "con las infraestructuras y apoyos necesarios" los caminos transitados, con prioridad para el peatón sobre el vehículo en las rutas, según ha explicado el concejal de Educación ripense, Pedro del Cura.

Estas necesidades se definirán en dos meses a través de una comisión de gestión de cada centro, que contará con el asesoramiento de técnicos municipales. Para la adaptación de las vías el Ayuntamiento de Rivas tiene previsto reservar una dotación de 125.000 euros. En el proyecto 'Rivas Participa' una de las demandas más demandadas por los vecinos incluía la adaptación de los entornos urbanos de los colegios.

La Policía Local también estará involucrada en esta iniciativa, tal y como ha afirmado la concejala de Seguridad Ciudadana, Yaiza García: "Los agentes permanecerán atentos para que se respete la seguridad vial, y estarán presentes en algunos tramos de los caminos", ha asegurado la edil ripense, que ha recordado el "importante esfuerzo de control de tráfico" que vienen realizando en las inmediaciones de los centros durante las horas de entrada y salida.

Una de las peculiaridades de este proyecto es la participación de personas mayores. "Queremos que colaboren como voluntarios, ubicándose con vestimenta identificada para la ocasión en los puntos más sensibles del recorrido. Pueden, por ejemplo, ayudar a facilitar el tránsito de los chicos y chicas en los pasos de peatones o atender cualquier demanda", ha explicado la edil de Servicios Sociales y Mayores, Mari Paz Parrilla.

"RECUPERAR LA CALLE COMO ESPACIO EDUCATIVO Y SOCIAL"

Pero desde el Consistorio se advierte: el Ayuntamiento no se hace responsable de las niñas y niños. "No los acompaña. Son las propias familias quienes toman la decisión de dar esa autonomía a sus hijos. El Consistorio se encarga, eso sí, de crear itinerarios, señalizarlos adecuadamente y reforzar los tramos con presencia policial y con voluntarios", ha matizado del Cura, responsable de Educación.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente y Transportes se lanza la idea "recuperar la calle como espacio educativo y social", a través del fomento de la autonomía de la infancia en sus desplazamientos. "Es un derecho y una necesidad fundamental para su desarrollo", ha comentado el edil Raúl Sánchez, cuya Concejalía pilota el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).

El Ayuntamiento se ha comprometido a consagrar en 2030 el nivel cero en emisiones de gases de efecto invernadero, en sintonía con el proyecto Rivas Ecópolis. Y a esto también contribuye el proyecto de los 'caminos escolares', ya que supondrá menos vehículos en circulación por las calles.