Canal no prevé que el caso Lezo le reporté impactos financieros negativos pero sí indemnizaciones al final del proceso

CANAL DE ISABEL II
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 03/04/2018 18:03:51CET

Falta de agilidad en contratación, excesiva rotación de personal y riesgo reputacional, principales problemas del Canal

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Canal de Isabel II no prevé que se produzcan "previsibles impactos financieros negativos" derivados del 'caso Lezo' aunque espera que la setencia, que probablamente no alcanzará la firmeza antes del 2020, determine cantidades relevantes a satisfacer como indemnización a su favor por quienes resulten condenados.

Así se recoge en el Informe Anual de Gobierno Corporativo del ejercicio 2017 publicado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este indica que el Canal de Isabel II materializó en 2017 algunos riesgos como la falta de agilidad en el proceso de contratación, el de excesiva rotación de personal así como el riesgo reputacional, aunque no han tenido impacto "relevante" porque se han establecido planes de mitigación de los mismos.

Tal y como recoge el documento, durante 2017 ha seguido la tramitación de las diligencias previas 91/2016 ante el Juzgado Central nº 6 de la Audiencia Nacional, en el marco del caso 'Lezo', incoadas a partir, entre otras fuentes, de la información proporcionada por Canal de Isabel II a la Fiscalía General del Estado.

Canal de Isabel II ha contratado, previa licitación pública, al despacho de abogados Ejaso ETL Global SL, y se ha personado en la causa como acusación particular en fecha 2 de octubre de 2017, al amparo del artículo 110 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, siendo admitida por el Juzgado en tal condición.

"Se excluye en principio cualquier posibilidad de que la sociedad pueda ser considerada responsable, penal o civilmente, por los hechos investigados, y más bien parece consolidarse, conforme avanza la instrucción, su condición de perjudicada", indica el ente público de aguas en el informe.

El procedimiento, todavía parcialmente secreto, se ha dividido, además de la causa principal, en seis piezas separadas, hasta donde se conoce a la fecha. Las piezas primera, segunda y quinta se refieren, respectivamente, a la expansión de la Sociedad en América Latina (Inassa y Emissao), al Campo de Golf del Canal, y al blanqueo de capitales de las diversas operaciones investigadas.

Las piezas tercera (tranvía de Navalcarnero), y cuarta (financiación ilegal del Partido Popular) son ajenas "en principio al interés de Canal de Isabel II". La pieza sexta (Mercasa), igualmente ajena a la sociedad, ha sido ya remitida a otro Juzgado que investiga delitos conexos.

La sociedad estima que la instrucción terminará en 2018, y el juicio oral, para quienes resulten finalmente acusados, se celebrará en 2019. En el momento procesal oportuno procederán, en nombre de Canal de Isabel II, a "formular acusación, cuantificar los perjuicios estimados para la sociedad, y reclamar su abono".

A juicio del ente público de aguas "no resultan previsibles impactos financieros negativos derivados del procedimiento". Pero, es de esperar que la sentencia que recaiga --que probablemente no alcanzará firmeza antes de 2020-- determine cantidades relevantes a satisfacer como indemnización en favor de Canal de Isabel II por quienes resulten condenados.

En ese contexto, resaltan "por su significación e importe los depósitos verificados con carácter provisional" en la cuenta de consignaciones del Juzgado por los investigados Edmundo Rodríguez Sobrino de 2.739.003,57 US dólares, y Diego Fernando García Arias, de 828.547 US dólares, ambos en relación con las operaciones investigadas de Emissao Engenharia e Construçoes.

PROCEDIMIENTO EN COLOMBIA

Al mismo tiempo, existe otro procedimiento judicial y/o investigación de la fiscalía en Colombia, en relación con la adquisición y posterior gestión de la filial Inassa, de cuyo resultado no se puede descartar que, a medida que vayan avanzando dichas investigaciones, "puedan surgir contingencias adicionales que impliquen nuevos riesgos operativos y financieros, lo que eventualmente podría repercutir en la situación patrimonial de la sociedad que se muestra en las cuentas anuales y en la memoria". En tal caso dejarán inmediata constancia en los documentos contables correspondientes.

Con independencia de los reflejos contables que situaciones posteriores puedan producir, el Canal de Isabel II estudiará todas las acciones legales oportunas al respecto, incluyendo las personación como denunciante, acusadora y/o perjudicada en los procedimientos seguidos ante tribunales colombianos, directamente o a través de sus compañías filiales.

Contador