Canalda aboga por revisar las pautas educativas para superar los malos resultados reflejados por la OCDE


Actualizado 19/09/2007 14:56:08 CET

Cree que hay que consensuar los planes educativos para evitar que las continuas modificaciones incidan sobre el fracaso escolar

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, señaló hoy la necesidad de replantear las pautas educativas para impedir que España se siga situando muy por debajo de la media europea en lo que a educación se refiere y realizó una llamada al consenso para conseguir leyes y planes de estudio que no se vean sometidos a constantes revisiones que pueden incidir directamente sobre los índices de fracaso escolar.

"La tasa de fracaso escolar es elevada en nuestro país y también lo es la de abandono de los estudios después de la educación obligatoria. Estos datos tienen que hacernos reflexionar y valorar con calma y con espíritu de consenso qué es lo que puede estar fallando", señaló el Defensor del Menor.

Según Canalda, la responsabilidad no es sólo de los poderes públicos, si no también alumnos, padres y docentes tienen que asumir compromisos para alcanzar adecuadamente los objetivos educativos.

"Es obvio que la motivación de los estudiantes es un factor fundamental para configurar su actitud frente al conocimiento y para que ésta sea positiva es preciso que los modelos de enseñanza se basen en la interacción y la participación, desde la idea de que la educación no es sólo la adquisición de conocimientos sino la formación integral de la persona", manifestó.

A juicio de Canalda, los alumnos deben mantener un espíritu responsable y de esfuerzo frente a las tareas escolares y los padres juegan un papel esencial en este empeño, manteniendo una relación permanente con sus hijos y el profesorado. Además, dijo, tienen que inculcar el valor de la convivencia y los profesores deben recuperar su autoridad en el aula, siempre desde el respeto y la motivación al alumno, haciendo atractivas las clases, ponderando los criterios de evaluación y apoyando específicamente a quienes más lo necesitan. Por último, el Defensor del Menor cree que el gasto en Educación debe ser considerado siempre como una inversión por lo que debería primarse sobre otros aspectos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies