Carabante asegura que no va a dimitir por la polémica del amianto en Metro: "Creo que las cosas se están haciendo bien"

Publicado 02/03/2018 14:32:08CET

Recalca que las instalaciones son seguras y cree que el sindicato de Maquinistas hace un "uso político" de la huelga

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Metro, Borja Carabante, ha asegurado que no piensa dimitir por la polémica generada por la presencia de amianto en instalaciones y trenes del suburbano y cree que en el conjunto de la empresa se "están haciendo las cosas correctamente" de cara a trabajar por lograr el mejor servicio público.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación este viernes en relación con las peticiones de cese y dimisión que han solicitado CCOO y el sindicato de Maquinistas del suburbano, así como el grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea.

"No voy a dimitir en ningún caso, creo que las cosas se están haciendo bien, creo que las cosas se hacen correctamente en Metro y estamos trabajando para hacer el mejor servicio público posible y garantizar la seguridad de los viajeros y evitar riesgos a los trabajadores", ha asegurado Carabante.

Por otro lado y en referencia a los paros convocados para marzo por el sindicato de Maquinistas, considera que esta organización está haciendo un "uso político" del derecho a huelga y cree que esta movilización debe tener un motivo "laboral", algo que no aprecia en este caso.

Sobre la propuesta que ofrece el sindicato de desconvocar los paros si rubrica un documento que se le ha ofrecido en el que se hace responsable de que las instalaciones son seguras para usuarios y trabajadores, Carabante ha subrayado que se garantiza la seguridad en la red de Metro pero que él no va a firmar ese escrito porque no es un técnico experto en la materia y, en consecuencia, no puede "certificar nada".

"Soy el consejero delegado que toma las medidas para que se cumpla la seguridad", ha ahondado en su intervención para asegurar que en Metro de Madrid no hay elementos de amianto que puedan manipularse en ninguna estación y que tampoco hay exposición o contacto con las fibras de ese mineral en los trenes.

Por tanto, ha insistido en que los usuarios y trabajadores tienen la seguridad de que no hay ningún riesgo para su salud en el suburbano madrileño e invita a esta central sindical a recapacitar de cara a desconvocar estas movilizaciones, debido al perjuicio que originarían para los usuarios y la propia empresa.

Aparte, ha señalado que se ha recibido un comunicado de un sindicato de conductores de Cercanías en Renfe en el que se detallaba que había presencia de amianto en esos trenes y que ello no implicaba riesgos para la salud de viajeros y empleados.