Carabante dice que procederán a la retirada "inmediata" de amianto en Metro y pide no generar "alarma social"

Trenes de Metro en mantenimiento
METRO DE MADRID - Archivo
Actualizado 09/03/2018 14:30:22 CET

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Metro de Madrid ha asegurado este viernes que ya está adjudicada la contratación de la empresa para "retirar de forma inmediata" el amianto en el suburbano y ha enviado un mensaje de tranquilidad a trabajadores y usuarios, para además solicitar a los grupos de la oposición que no generen "alarma social".

   Así lo ha indicado en la Comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Asamblea de Madrid para informar de la presencia de amianto en trenes y estaciones del suburbano, así como de las gestiones que se han tomado para eliminarlo; a instancias de Podemos y PSOE.

   Ahí, el consejero delegado ha asegurado en su segunda intervención que ya se ha producido que la primera contratación de una empresa para el desamiantado y "procederán a su retirada inmediata".

   En los pasillos de la Cámara regional, Carabante ha asegurado que ya han contratado a la empresas para eliminar amianto de las primeras series de los trenes, que es "una empresa homologada" para llevarlo a cabo. Así, una vez que estén aprobados los planes de trabajo y se sustituyan "esas primeras unidades", se irán sustituyendo el resto;no sólo los trenes sino el resto de las instalaciones del suburbano.

100 MILLONES DESTINADO A LAS INSTALACIONES

  "Tenemos que hacerlo compatible con el servicio y pretendo convocar a los sindicatos el mismo para planificar ese plan. El coste se determinará en ese plan y va a suponer muchos millones de euros y en las instalaciones tenemos previsto destinar 100 millones de euros y vamos a ver si somos capaces de ponernos de acuerdo y que los sindicatos colaboren", ha explicado.

   Asimismo, ha trasladado un "mensaje de tranquilidad" a todos los trabajadores y usuarios de Metro y ha señalado que le gustaría que todos "colaborasen en este mensaje de tranquilidad".

   "Hay que ser rigurosos en las afirmaciones que hagamos en este asunto y que puede generar alarma social si no se hacen afirmaciones con el rigor que requiere este asunto de esta envergadura. Espero que no utilicen esto políticamente un debate sobre lo que ha pasado y lo que está pasando, porque he oído declaraciones que no han sido rigurosas", ha instado.

   Además, ha insistido en que la sola presencia del amianto "no supone un riesgo para nadie", y que esos elementos sólo son peligrosos cuando "se manipulen y se mecanicen", ya que desprenden fibras que puedan ser inhaladas".

    Carabante ha llevado 14 actas de la Comisión de Seguridad y Vigilancia de Metro de Madrid, con la que, a su parecer, se confirma  que la "seguridad de la red de Metro está garantizada absolutamente". "Sólo hay que tener en cuenta que es la primera vez en cien años de la historia de Metro en la que se reconoce una enfermedad profesional y por tercer año hemos recibido el premio a las empresas que gestionan con buenas prácticas la seguridad laboral", ha defendido el consejero delegado.

   Además, Carabante ha justificado que ese elemento tóxico se ha usado de "manera masiva" en instalaciones, vehículos o viviendas hasta su prohibición en el año 2002. La Ley, según ha explicado, "no obliga su retirada" y, por eso, "la presencia era tan masiva y continúa siéndolo ahora".

   De hecho, ha comentado que el metro de Barcelona comienza ahora la licitación de un contrato que va a permitir auditar dónde existe amianto en sus instalaciones, con un plazo de ejecución de 18 meses, algo que, a su juicio, no se va a saber "dónde tiene amianto hasta dentro de dos años y medio".

   Por otro lado, el consejero delegado de Metro ha alertado del caso de las cocheras de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) que tenían techos de amianto y que ahí puede haber desprendimiento de fibras de amianto. Sin embargo, este hecho el pasado 1 de marzo quedó aclarado por el delegado de Hacienda de Madrid y consejero en la EMT Jorge García Castaño, que aseguró que el amianto en las cocheras se había "erradicado".

"TODOS CONVIVIMOS CON LA PRESENCIA DE AMIANTO"

   "Todos convivimos con la presencia de amianto, e, insisto, sólo se produce un problemas si se manipula el amianto", ha reiterado el consejero delegado de Metro.

   En otro orden de cosas, Carabante ha aseverado que tuvo conocimiento de la presencia de amianto en el año 2017 y es en marzo de 2017 cuando se conoce por el servicio de salud laboral de que un trabajador de escaleras mecánicas manipuló piezas de frenado hechas con amianto".

   Desde ahí, se mantienen 14 reuniones en el Comité y se actuó con total transparencia. En abril, en virtud de esa "extensa" información se elabora "el listado de las personas que habían podido manipular esos antiguos frenos y que podrían haber estado en contacto con el amianto y se comprueba que 56 personas en activo y 56 que ya no están en la empresa pudieron estar en contacto con el material y se les citó para vigilancia sanitaria específica.

PORCENTAJE DE AMIANTO Y PROTOCOLO

   Carabante ha explicado que los trenes que contienen amianto son dos piezas, uno es el 'apagachispas', que "no es más grande que una caja de zapatos y tiene el 10 por ciento de amianto" y las otras piezas son suplemento de 'contactores'. "El porcentaje máximo de amianto hoy en cada uno de los trenes se trata del 0,009 por ciento de su volumen. La mayoría de ellos van bastante por debajo de la presencia de amianto", ha puntualizado.

   Además, entre las medidas que han ido implantando desde febrero de 2017 se ha elaborado un folleto explicativo sobre riesgos de amianto con fotos para que conozca el personal de la compañía qué es el amianto y se han llevado a acabo jornadas de formación.

   También, se han realizado actuaciones en vigilancia, con revisiones médicas y específicas a 342 personas y "gracias a Dios" han resultado negativos. Además, se han tomado actuaciones Comité de Seguridad y Salud con 14 actas y se ha creado un grupo de trabajo específico para análisis y estudio del amianto.

   De hecho, en este grupo hay reuniones "periódicas todos los días", para que "de todos los departamentos se pongan en común elementos y trabajos de forma ordenada y el Comité de Seguridad y Salud haga un trabajo especifico del estudio de la problemática del amianto".

   La Inspección de Trabajo ha propuesto una multa de 191.000 euros a la compañía al entender que no se habían tomado medidas suficientes para proteger a los empleados de Metro por el amianto, una vez que se reconoció la enfermedad profesional a un trabajador de mantenimiento que desarrolló cáncer por estar expuesto a las fibras de este material cancerígeno. "Ahora estamos en esta fase y estamos recopilando toda la información para llevar a la Fiscalía", ha aseverado el consejero delegado del suburbano.

ESTACIÓN DUQUE DE PASTRANA

   Sobre el episodio en la estación de Duque de Pastrana donde se cayó un pequeño elemento de la bóveda, que contiene amianto; al producirse la caída "se desaloja la estación para que nadie esté expuesto a un posible contacto con las fibras de amianto".

   Para ello, se cortó la circulación, "durante 12 o 14 horas" y se llamó a "una empresa homologada para hacer este tipo de trabajos", y ha asegurado que "ningún empleado" lo manipuló. Además, Carabante ha indicado que se tomaron mediciones del aire para detectar la presencia de esta fibras con las que no se encontró la presencia del mismo, ni peligro de inhalación de este material.